AN

El Panazo, la pastelería tradicional en la que se fusionan la artesanía y vanguardia

El Panazo es un innovador obrador ubicado en dos direcciones de Madrid que se ha convertido en un referente de la pastelería tradicional. Entendiendo este oficio como todo un arte culinario, basan su trabajo en el uso de ingredientes naturales para elaborar los productos típicos de cada temporada.

Es así como los expertos pasteleros de El Panazo preparan deliciosos y auténticos manjares de repostería, panadería árabe, panes diversos, tartas y bollería artesanal. A través de sus sabores, aromas y texturas buscan servir de puente, entre las milenarias tradiciones de occidente y oriente, fusionándolas en sabores inéditos.

Ingredientes naturales

Desde sus inicios los emprendedores de El Panazo decidieron desarrollar una relación amable con los productos que ofrecerían al público. Es por ello que se dedicaron a investigar para rescatar recetas ancestrales del Mediterráneo y a partir de allí desarrollar sus propias elaboraciones originales. El mayor reto ha sido combinar el respeto de las tradiciones con propuestas de vanguardia.

Otro de los grandes retos ha sido el mantener intacto el principio de usar ingredientes naturales. La harina de trigo blanca molida a la piedra y la masa madre de cultivo natural son la base de sus productos de panadería. Las semillas de girasol, sésamo, copos de centeno, lino marrón, pasas y nueces también están presentes en sus recetas originales y aportan su sello particular.

En los ámbitos de bollería y pastelería tradicional, los productos son tan diversos como sus recetas, pero siempre manteniendo el principio de su origen natural. El chocolate, las frutas, las nueces, la miel, el queso, la nata y la crema son el resultado de elaboraciones y cultivos artesanales. La idea es que al combinarlos produzcan el sabor que evoca las milenarias tradiciones de esta parte de Europa.

Cuáles son las recetas de esta temporada

Una de las costumbres del equipo de El Panazo es moldear su catálogo de productos en función de la temporada del año. Por este motivo, en octubre la freidora no se apaga, haciendo buñuelos y a finales del mes los carros se llenan de huesos de santo. Los primeros de noviembre el olor a naranja llena el obrador de las Coronas de la Almudena. En cambio, a medida que se acerca diciembre, el panettone, el mazapán y el roscón de reyes se convierten en los protagonistas.

En relación con este último plato, el suyo ha sido reconocido como uno de los mejores de la capital española. Esto ocurrió en el IV Concurso del Mejor Roscón de Reyes de Madrid celebrado en 2021 y donde quedaron como finalistas. Participaron con una de las recetas más aplaudidas de la ciudad y que ha sido celebrada en publicaciones especializadas, aunque no se conforman con esto y este año han hecho varias modificaciones a la receta del roscón de reyes para que quede más esponjoso, aromático y delicioso.

Estas reseñas han elogiado la forma en la que han recuperado elementos de las tradiciones milenarias y las han incorporado a propuestas de vanguardia. A medida que se acercan ocasiones especiales como los enamorados, el día del padre o el día de la madre, los tarteros se llenan de tartas especiales de cada ocasión. Con las torrijas, rompen la tradición haciéndolas todo el año, pero en semana santa se multiplica la producción de torrijas tradicionales y en mayo no pueden faltar las rosquillas de San Isidro

Todas esas recetas están disponibles en los dos locales de Madrid. Se puede visitar su escaparate virtual y presencial para conocer las sorpresas gastronómicas de este otoño.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?