AN

Pan de espelta sin sal, tostado o de molde, en la firma Biopanadería

El pan integral forma parte de la alimentación diaria de millones de personas en todo el mundo. Existen diferentes variedades y algunas, particularmente, son muy naturales, ecológicas y nutritivas.

Un buen ejemplo de esto es el pan de espelta sin sal, elaborado por Biopanadería. A día de hoy existen distintas especies de esta variedad de trigo. En particular, la que utiliza Biopanadería cuenta con una certificación ecológica que garantiza que es un producto sin organismos genéticamente modificados, entre otras muchas cualidades.

Pan de espelta sin sal, tostado o de molde, disponible en Biopanadería

El pan de espelta sin sal de Biopanadería es bajo en grasas y alto en proteínas, por lo que resulta apto para cualquier tipo de dieta. Es una muy buena opción, sobre todo, para aquellas personas que deben cuidar la ingesta de sodio. Se trata de un producto nutritivo que, además, aporta una gran cantidad de aminoácidos esenciales, fibras, minerales como el fósforo, el hierro y el zinc y vitaminas B, A y E.

Por sus características, este tipo de pan es apropiado para personas diabéticas y resulta muy utilizado en dietas de adelgazamiento, tanto por ser rico en fibras como por poseer un efecto saciante. Adicionalmente, ayuda a combatir el estreñimiento, acelerando el tránsito intestinal y favoreciendo la evacuación.

Este alimento está elaborado 100 % con harina de espelta integral y a base de masa madre natural que es cultivada y cuidada por los maestros panaderos de Biopanadería. Gracias a sus cualidades, el pan resulta sabroso y de textura sumamente agradable. Viene tostado y es ideal para disfrutar en cualquier momento y lugar.

A su vez, el pan de espelta también puede ser de molde y tiene las mismas características nutritivas que el tostado, sin sal. Ambos se presentan envasados en una atmósfera protectora con sellado térmico, lo que permite al producto alargar su conservación. Las bolsas que contienen el pan son de polipropileno 100 % reciclable.

Pan apto para personas con intolerancia a la lactosa

Los panes de espelta sin sal de Biopanadería están 100 % libres de lactosa. Tampoco tienen derivados de soja, conservantes, azúcar añadida ni colorantes químicos. Por otra parte, en el obrador de la empresa, se elaboran productos que contienen gluten u otros alérgenos como frutos de cáscara, huevo, pasas y sésamo.

El pan de espelta sin sal de Biopanadería es un producto artesanal, saludable y ecológico de grandes propiedades nutritivas, que resulta ideal para desayunos, aperitivos y meriendas.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?