AN

La obtención de informes psicológicos para custodias exclusivas o compartidas

En el ámbito de la ley y el Derecho, los informes psicológicos ofrecidos por un perito especializado en este campo desempeñan un papel fundamental. Esto se debe a una evaluación en la que se analiza el comportamiento de los implicados, con una perspectiva objetiva y profesional, siendo los casos de idoneidad parental para custodias. Estos, frecuentemente, requieren este tipo de servicios, debido a las implicaciones emocionales y su influencia en la crianza de los menores.

Con la intención de ofrecer soluciones en el marco de la ley a quien lo necesite, Peritajes y Mediación pone a disposición de sus clientes diversos servicios con atención personalizada y peritos psicólogos con experiencia en instancias judiciales. Su bufete de abogados especializados en derecho civil trabaja en conjunto con los peritos, por lo cual son capaces de garantizar un servicio integral en un solo lugar.

¿Qué incluye un informe psicológico para custodias exclusivas o compartidas?

Cuando una pareja con hijos en común decide separarse, lo ideal es que ambos lleguen a un acuerdo respecto al cuidado de los pequeños que les permita compartir la custodia, a pesar de que la relación haya terminado.

Sin embargo, en las ocasiones en las que no es posible llegar a un consenso se procede a solicitar una custodia. Esta puede ser exclusiva, cuando es atribuida a uno de los progenitores, pero permitiendo que el otro tenga derecho a visitas. Por otro lado, puede ser compartida, donde los hijos pueden convivir con ambos padres, estableciendo períodos alternos con cada uno.

En cualquier caso, contar con un informe psicológico elaborado por un perito incrementará en gran medida las posibilidades de que el juez tome una decisión acertada y en beneficio de todas las personas involucradas.

Peritaje psicológico

Una vez que un conflicto de cualquier índole llega a un tribunal, es tarea del juez ofrecer un dictamen apegado a la ley, teniendo en cuenta que en sus manos tiene la autoridad de decidir sobre el destino de la persona imputada. De esta manera, motivado a la gran responsabilidad que recae en su labor, resulta indispensable contar con la ayuda del peritaje psicológico que le ayude a conocer la naturaleza de los hechos y tener acceso a información objetiva, veraz e imparcial.

El perito psicólogo cuenta con los conocimientos teóricos y técnicos. Así como con los instrumentos de evaluación o test psicológicos necesarios que permiten, a través de una metodología científica, obtener datos objetivos para la elaboración del informe pericial psicológico, actuando en diferentes ámbitos del derecho (civil, familiar, penal, laboral, social y del menor).

Por lo tanto, solo el profesional de la psicología cuenta con los recursos necesarios para valorar elementos psicológicos, ayudando a las partes a conciliar de una manera racional y provechosa cualquier pleito.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?