AN

La nueva forma de ir al baño de la mano de Rest Ring

La innovación en los productos que se consumen y utilizan en la cotidianidad ha llegado a prácticamente todos los sectores. Esto también incluye la invención de una nueva manera de ir al baño, fomentando la prevención de enfermedades y la comodidad y beneficiando la salud.

Rest Ring es un producto para ser instalado en el inodoro de cada hogar, de manera fácil, rápida y discreta. Este sistema de apoyo es, básicamente, la solución a muchos de los problemas de salud que se mantienen debido a la mala posición del inodoro actual. 

Un plus para el sector sanitario

Rest Ring consiste en una base que se adapta al aro del inodoro de manera práctica y discreta, solo debe ser levantada la tapa para instalar el sistema, quedando completamente recogido al terminar de usarlo, para que los invitados no perciban ningún cambio en el retrete.

Este accesorio cuenta con un modelo de utilidad registrado y es una gran opción para todas las empresas del sector sanitario que deseen ampliar su catálogo de productos y, al mismo tiempo, darle el plus de confort a todos los clientes.

En este caso, los beneficios para la salud que aporta Rest Ring aparecen en el momento de sentarse en el inodoro. Esta base permite una inclinación de 35°, induciendo a adoptar la posición recomendada para sentarse en el inodoro, por ser la más parecida a la postura original cuando se hacen las necesidades fisiológicas.

Una gran variedad de beneficios

Este innovador sistema es completamente funcional, cómodo y discreto. Cuenta con dos pedales en los que van apoyados los pies para conseguir la postura de 35° que se necesita para lograr una mejor expulsión y adoptar una nueva y correcta forma de ir al baño.

Los pedales son giratorios, lo que aporta más comodidad, tanto para usarlo como para recogerlo, dejando todo limpio y ordenado; sin la necesidad de ocupar más espacio ni tener que asear el área después de cada uso.

Aparte de todo esto, el beneficio más importante de Rest Ring es la postura que adopta el cuerpo al utilizarlo. Se ha demostrado que los inodoros occidentales están mal diseñados en cuanto a la posición ideal para el buen funcionamiento del tránsito intestinal, así como para una higiene adecuada

A diferencia de esto, los baños de los países orientales están diseñados para garantizar la posición de 35°, lo que aporta grandes ventajas para la prevención de enfermedades relacionadas con todo el tracto digestivo.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?