AN

Los niveles de felicidad laboral prepandemia volverán en 2023 , según Happyforce

Cuando comenzó la pandemia en marzo de 2020, los niveles de felicidad laboral cayeron un 20 % en tan solo una semana.

En agosto del año que viene se prevé volver a estar en valores prepandemia.

La felicidad ha mejorado gracias al cambio del modelo de relación laboral: teletrabajo, mayor flexibilidad y una mejora en la conciliación laboral-familiar.

Cuando comenzó la pandemia en marzo de 2020, los niveles de felicidad laboral cayeron en picado, en concreto, un 20 % en tan solo una semana. Desde entonces, el índice ha tenido altibajos, pero ha ido subiendo y, si se mantiene la tendencia, todo apunta a que en agosto de 2023 se volverá a los mismos índices de felicidad que había en 2019.

Estos datos están recogidos en el informe elaborado por Happyforce, utilizando datos de más de 45.000 empleados y 3,5 millones de votos acerca de la felicidad laboral. La muestra es totalmente heterogénea con 100 empresas de diferentes sectores: servicios, industria, automoción, hoteles y retail, entre otros.

Happyforce es una empresa especializada en el feedback y compromiso de los empleados. Tiene una plataforma cuyo objetivo es contar con la opinión de los equipos para fidelizar el talento y potenciar su motivación y, en definitiva, el denominado employee engagement. Es decir, es una app que mide la felicidad de la empresa.

Alex Ríos, CEO de Happyforce, apunta que este informe es una gran noticia: “La felicidad ha mejorado gracias al cambio del modelo de relación laboral: teletrabajo, mayor flexibilidad y una mejora en la conciliación laboral-familiar. A pesar de la situación coyuntural actual, las personas cada vez se sienten mejor en el trabajo. Nuestras proyecciones muestran que en agosto del año que viene estaremos en valores prepandemia”.

Por otra parte, la depresión posvacacional también ha representado una mejora, incluso de los niveles previos a la pandemia. Según Alex, “parece que ahora nos cuesta menos la vuelta a la rutina que en 2019, cuando la presencialidad era prácticamente un must en todas las empresas. Además, ahora las personas están empezando a dar más importancia a su vida personal, valorando las empresas que dan facilidades en este sentido”.

El informe extrae también algunos datos curiosos, en los que se observa que la Navidad es el momento más feliz para los empleados, mientras que el mes de noviembre es en el que se sienten más tristes. Lo mismo sucede con el martes, que es el día de la semana que menos gusta.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?