AN

Las mujeres emprendedoras revolucionan la realidad empresarial

Ragini Das. Sophia Amoruso. Huda Kattan. Sara Blakely. Jennifer Hyman. Nicole Junkermann. Estos son los nombres de mujeres emprendedoras que han superado las barreras del mundo empresarial y de la inversión. Gracias a su actividad, ha sido posible cambiar las reglas del juego y abrir un abanico lleno de nuevas oportunidades para el futuro que está por venir.

Según el último informe sobre el Índice Global de Brecha de Género elaborado por el Foro Económico Mundial, aún faltan alrededor de 136 años para conseguir la igualdad real entre hombres y mujeres a escala global. Para obtener dichas cifras, la organización tiene en cuenta la educación, la salud, el empoderamiento político y la participación económica y oportunidad. En relación con el último aspecto, el informe constata que la brecha de género económica tardará unos 267 años en eliminarse. Esto se debe, entre otras causas, a la disparidad de ingresos existentes y a la falta de representación de mujeres en cargos directivos.

Ante esta situación, muchas mujeres irrumpen en el mercado empresarial para cambiar esta tendencia y promover una mayor igualdad de oportunidades.

La desigualdad en el sector de la inversión

La desigualdad de género está patente en muchas esferas económicas y un ejemplo de ello es el sector de la inversión. Durante años, las mujeres han estado fuera del foco de los fondos de inversión, los cuales suelen apostar mayormente por equipos liderados por hombres.

Ragini Das es cofundadora de leap.club, una startup que promueve la presencia de mujeres en cargos de liderazgo. Recaudar dinero fue un proceso difícil al tratarse de un proyecto orientado hacia las mujeres. No obstante, Das rompió todos los esquemas y consiguió casi un millón de dólares de la mano de Enzia Ventures, una empresa de capital riesgo dirigida por mujeres.

Otra mujer exitosa en el mundo de la inversión es Nicole Junkermann. Es la fundadora de NJF Holdings, una empresa de inversión internacional, que a su vez le ha permitido lanzar NJF Capital, especializada en capital de riesgo. La empresaria alemana destaca por los buenos resultados alcanzados a lo largo de los años. Junto con Ragini Das, ambas son consideradas pioneras por aportar una nueva mirada al sector de la inversión.

Impulso del emprendimiento empresarial

El emprendimiento también está marcado por la desigualdad de género. En el momento de impulsar un nuevo negocio, las mujeres se encuentran con más dificultades para encontrar financiación y suelen afrontar una brecha financiera. No obstante, muchas logran sacar sus empresas hacia adelante. Es el caso de Sophia Amoruso, empresaria estadounidense y fundadora de Girlboss. Se trata de una plataforma que da soporte a mujeres emprendedoras para que consigan tomar las riendas laborales.

Otro ejemplo destacado es el de Huda Kattan, fundadora de Huda Beauty, una línea de cosméticos de éxito internacional. La bloguera de belleza decidió emprender la marca con el fin de dar a las mujeres el poder de expresar su personalidad y ganar confianza en sí mismas.

Repensar la industria de la moda

La innovación y la creación de nuevas soluciones dirigidas hacia las mujeres condujo al éxito a Sara Blakely, fundadora de Spanx. La compañía de ropa interior es conocida por crear prendas cómodas para las mujeres y ayudarlas a sentirse más seguras con su ropa. Al desarrollar la idea, Blakely se dio cuenta de que esta industria suele estar supervisada por hombres que no utilizan los productos que producen, por lo que son incapaces de entender las necesidades de las mujeres. Con la creación de Spanx, la emprendedora trató de poner solución a dicho hecho.

En el sector de la moda también destaca Jennifer Hyman, creadora de Rent the Runway. La empresa está enfocada al alquiler de prendas y accesorios de alta gama, que permiten transformar la manera de vestir de las mujeres. La finalidad de Hyman es poner este tipo de moda al alcance de todas las mujeres.

La presencia de mujeres enfrente de grandes compañías permite abrir nuevas puertas a las futuras emprendedoras, así como la creación de productos o servicios que atienden a las necesidades de las mismas. Gracias a su talento e innovación es posible contribuir a eliminar la brecha de género económica y a promover una igualdad real.


Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?