AN

Moda sostenible infantil de la mano de Shortish

La moda infantil sostenible ha tenido un crecimiento generado no solo por la concienciación de los padres sobre el cuidado del medioambiente y la sostenibilidad, sino también por los propios niños que se preocupan sobre la huella de carbono que tiene su ropa.

En este sentido, Shortish es una marca de ropa infantil urbana y sostenible de España, la cual utiliza tejidos naturales y productos eficientes en toda su cadena de producción, con diseños minimalistas y unisex que respetan la personalidad de los niños y refuerzan su confianza para que puedan elegir por sí mismos sus looks favoritos. 

Prendas innovadoras, sostenibles y atemporales

Shortish surgió en 2015 en Madrid, de la mano de Beatriz y Miguel, una pareja fanática de la moda que buscaba promover la valentía y la creatividad de sus hijos, descubriendo su propia personalidad a través de prendas innovadoras, sostenibles y atemporales. De esta forma, decidieron crear una marca que ofreciera a los niños la posibilidad de aprender y divertirse a partir de la experimentación en su manera de vestir, con looks urbanos que puedan disfrutarse durante todo el año y sean fáciles de combinar.

Estas prendas, fabricadas 100 % en España, son aptas para pequeños desde los 2 años y destacan por su comodidad y durabilidad, dando a sus usuarios la capacidad e independencia de elegir entre infinitas combinaciones, ya sea para ir al parque, a la escuela o para pasar un fin de semana en familia. Así, la firma busca que sus clientes puedan crear su propia identidad y descubrirse a sí mismos, impulsando su crecimiento desde su forma de vestir.

Eficiencia en toda la cadena de valor de Shortish

Esta marca de moda infantil sostenible no solo busca trabajar con productos eficientes, sino también con proveedores y partners que se ajusten a estos criterios de manera honesta y transparente. Una de ellas es la fábrica textil que provee los tejidos de algodón orgánico con certificación GOTS, la cual posee un local sostenible, generando toda la energía que consumen mediante paneles solares. En cuanto a los transfers visibles, son 100 % de poliuretano y están exentos de nítricos, metales pesados y PVC.

De este modo, Shortish consigue fabricar prendas que se pueden disfrutar durante todo el año, con un estilo urbano y atemporal y diseños que no coartan la imaginación de los niños. Con envíos gratuitos para pedidos superiores a los 85 euros, esta ropa sostenible llega en bolsas de papel kraft, completamente reutilizables, reciclables y biodegradables.

Visitando la tienda online de Shortish, es posible encontrar una selección de camisetas, pantalones, faldas, vestidos, sudaderas, petos y accesorios de algodón orgánico, algodón de cercanía y bambú con certificación GOTS y OEKO-TEX, fabricadas en sus propios talleres de Madrid.


Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable