AN

Mejorar problemas respiratorios y alérgicos con las cuevas de sal

La haloterapia es una práctica totalmente natural que utiliza la sal como medio de tratamiento. Consiste en respirar un ambiente saturado de micropartículas de sal de origen mineral, que proporcionan grandes beneficios a las personas con problemas respiratorios y alérgicos.

Ante el aumento del uso terapéutico que aporta la sal, es posible encontrar establecimientos que imitan las cuevas de sal. Uno de ellos es el centro de haloterapia Salt Room. Destaca por combinar los efectos de un spa con la tecnología más avanzada, en espacios diseñados para el tratamiento y la relajación de las personas.

¿Qué beneficios ofrecen las cuevas de sal para los problemas respiratorios?

Desde hace mucho tiempo, las soluciones salinas se han utilizado para limpiar las vías respiratorias. La sal tiene propiedades antiinflamatorias, antisépticas y antibacterianas.

En el caso de la haloterapia, su inhalación abre las vías respiratorias, disminuyendo la sensación de ahogo. Por esto, la terapia es recomendada para personas con problemas como el asma, la bronquitis crónica, la bronquiolitis, la tos y la neumonía. Además, ayuda a reducir la hipersensibilidad bronquial y a mejorar la capacidad pulmonar. Esta práctica también permite eliminar la mucosidad de las vías respiratorias, desactivando virus y bacterias, lo que resulta muy útil en casos de resfriado.

Otro beneficio que se le atribuye a las cuevas de sal es que ayudan a disminuir los efectos causados por la contaminación del medioambiente, generada por los residuos de los procesos industriales. También han demostrado ser eficaces para aliviar síntomas alérgicos como congestión nasal, rinitis y sinusitis.

¿Quiénes pueden asistir a las cuevas de sal?

La haloterapia está indicada para todo tipo de personas. Adultos sin límite de edad, mujeres embarazadas y niños a partir de los 3 meses. También está recomendada para deportistas y cantantes, ya que ayuda a mejorar la función pulmonar y la capacidad respiratoria. Otro grupo de personas que obtienen resultados positivos con esta terapia son los fumadores y exfumadores, porque alivia los síntomas de la tos y de la flema provocadas por el tabaco.

Los interesados en las cuevas de sal tienen la opción de acudir a Salt Room Spain. Aunque su sede está en Madrid, también tiene franquicias en ciudades como Getafe, Malagón, Móstoles, Vitoria, Pinto, León, Torrejón y Villalba. El centro cuenta con varias salas, como la Salt Beach, una cueva de sal para disfrutar de los efectos de la playa. Por otra parte, el Child’s Room es un espacio donde los más pequeños podrán jugar. Las sesiones suelen tener una duración que varía entre los 40 y los 50 minutos.

En definitiva, esta terapia libre de medicamentos puede ayudar a niños y adultos a mejorar su calidad de vida sin efectos secundarios.


Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable