AN

Martínez-Blanco Abogados acerca de cómo conseguir prestaciones por incapacidad

Las exigencias en cuanto a capacidades físicas para desempañar un cargo suelen ser las mismas para todos; sin embargo, en ocasiones, por cuestiones externas, algunas de las capacidades por las que se contrató a una persona pueden perderse. Para conseguir una prestación por incapacidad laboral que afecta el desempeño normal de un empleado en la labor para la cual fue contratado, este debe solicitar servicios de asesoramiento legal con expertos, como los del despacho Martínez-Blanco Abogados. Estos cuentan con una reconocida trayectoria en España debido una tasa de éxito de 99,8% en sus casos.

Martínez-Blanco Abogados, el despacho con éxito en derecho laboral

Martínez-Blanco Abogados es un reconocido despacho español con sede en Alicante, Mallorca e Ibiza dirigido por Norberto José Martínez Blanco y por Nerea Milla Barrios, quienes cuentan con un equipo de expertos especializados en diferentes ramas del derecho, entre ellas, el derecho laboral. Estos expertos juristas analizan cada caso con el objetivo de defender los derechos de los representados. Si bien el despacho tiene sedes en esas regiones de España, ofrecen sus servicios en todo el país y en el resto de Europa, por lo que cuentan con profesionales aptos para representar a cualquiera que requiera sus servicios.

En cuanto a conseguir una prestación por incapacidad, debe tenerse en cuenta que estás aplican solo en aquellos casos en que se ven afectadas las capacidades motoras, de escucha o del habla de un empleado. En cualquiera de estos casos, contar con los servicios de uno de los mejores despachos legales del país es fundamental. Para obtener asesoramiento en un caso de prestación por incapacidad, tan solo es necesario acceder a la página web de los juristas y rellenar el formulario. 

¿Cómo conseguir una prestación por incapacidad?

Para conseguir una prestación por incapacidad, el despacho evalúa las condiciones de la misma teniendo en cuenta la normativa y el caso concreto evaluado por un perito médico especialista que forma parte del equipo de estrategia del despacho. Las incapacidades se caracterizan por estar divididas en dos categorías: temporal y permanente, y esta última se divide en parcial, total o absoluta. La temporal hace referencia a las condiciones médicas que ausentan al empleado durante un tiempo limitado de máximo doce meses y se consideran cuatro posibles causas: enfermedad profesional, enfermedad común, accidente laboral y accidente no laboral.

Asimismo, dependiendo del tipo y grado de incapacidad, puede obtenerse la incapacidad temporal entre el 60 % y el 7 % de la base reguladora; la incapacidad permanente parcial, 24 mensualidades en un único pago; la incapacidad permanente total, prestación vitalicia del 55 % de la base reguladora, pudiendo realizar otras labores; y la incapacidad permanente absoluta, pensión vitalicia del 100 % del sueldo. 

Contar con un equipo legal capacitado y con experiencia es muy importante, ya que conoce las estrategias necesarias para exponer el caso y obtener un trato justo.


Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes