AN

JM-Fundas y el resurgimiento del estilo Café Racer

El término Café Racer es una expresión muy conocida entre los motociclistas, ya que forma parte de la cultura de la movilidad en dos ruedas. Se refiere a un popular estilo de unidad en la década de los 50’s, cuando los jóvenes buscaban motos rápidas para peregrinar por los cafés.

Los especialistas de JM-Fundas explican que esta corriente surgió en el Reino Unido gracias a los llamados rockers y se extendió hasta los Estados Unidos. En América, sus modelos más emblemáticos fueron las motos Bobber o las Choppers. Este icónico estilo ha cobrado hoy un nuevo impulso en el mercado.

Las características del asiento Café Racer

JM Fundas es una empresa española especializada en la fabricación y comercialización de fundas de asientos para motos y quads. También se dedican a tapizarlos y a la venta de los sillines completos para este tipo de unidades vehiculares. Uno de los fuertes de la compañía es la personalización de los productos según las necesidades y gustos del cliente.

Por esa razón, afirman haberse convertido en un negocio referente en el mercado español. Tienen una amplia y reconocida experiencia elaborando fundas, tapizando, adecuando y diseñando asientos para motos en varios estilos. Entre los más frecuentes están las motocicletas tipo scooter, turismo, gran turismo, custom, naked y trail, entre otros.

Uno de los estilos que ha tomado un renovado vigor es, precisamente, el Café Racer. Cada vez más compradores encargan a JM-Fundas la elaboración de tapicería inspirada en esta corriente vintage. Se caracteriza por colores café, vino o negro, sus acabados de múltiples costuras de diamante o buds al ancho del sillín, líneas rectas y superficies planas.

Materiales de primera

La forma más clásica que tienen los asientos Café Racer es la del modelo alargado que se usa para estilizar el aspecto de la moto. La forma también sirve para cubrir un chasis que, generalmente, es más largo en estas motocicletas. De hecho, la parte conocida como el capó se emplea para tapar casi todas las partes eléctricas.

La compañía JM-Fundas asegura que el espesor de la espuma del asiento adecuado es el que el cliente considere óptimo por sus características físicas. Sin embargo, en esta firma, pueden adaptar esa y otras características según las demandas de cada cliente. Lo más importante es que el sillín se adapte de manera ergonómica a la estatura y cuerpo del piloto.

Para garantizar comodidad y durabilidad, JM-Fundas dispone de una gama de materiales innovadores y moldeables que ayudan a mantener la fidelidad de cada estilo. Para los asientos Café Racer ofrecen soluciones más planas y esponjosas, tanto para un pasajero como para dos. Para sus acabados disponen de tejidos sintéticos en distintos colores, apariencias envejecidas e incluso acabados de carbono.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?