AN

INIMA Rehabilitación ayuda a sus pacientes y familias para celebrar el día mundial del Alzheimer

Una terapia de neurorrehabilitación que se centra en el desarrollo de actividades estructuradas para mejorar y mantener el correcto funcionamiento de la memoria, la atención, la orientación, el razonamiento u otras funciones cognitivas es la estimulación cognitiva.

Aunque esta estimulación beneficia a todos los individuos, sus propiedades se potencian en personas que padecen alguna patología. INIMA Rehabilitación, una clínica especializada en rehabilitación neurológica, ha diseñado un completo servicio de estimulación cognitiva, con el cual sus pacientes han logrado cambios estructurales en su calidad de vida gracias a su atención personalizada.

En qué consisten las terapias individualizadas de neurorrehabilitación

Dependiendo del caso y las características del paciente, los profesionales de INIMA desarrollan terapias que se centran en funciones cognitivas conservadas o alteradas, siempre partiendo de una individualización del paciente y sus niveles de cognición. Este tipo de intervenciones se encuentran indicadas para personas con patologías neurológicas y sensoriales como ceguera, demencia, alzheimer, sordera, parkinson, etc.

La asistencia periódica a estas terapias mejora y potencia los mecanismos de neuroplasticidad cerebral, permitiendo que el paciente alcance otros niveles de funcionamiento cognitivo, con los cuales le sea posible realizar actividades para ganar cierta independencia y mejorar su bienestar.

Al tratarse de una terapia no farmacológica, se reducen sustancialmente los efectos secundarios derivados de la medicación y se interviene en otras habilidades que se escapan a la reparación química propia de los fármacos. La estimulación cognitiva ayuda a fortalecer habilidades sociales, facilitando las relaciones interpersonales de los pacientes con sus familiares y su entorno inmediato.

La prevención de daños graves y el desarrollo de habilidades

Con las terapias de estimulación cognitiva también se espera una disminución en el deterioro de las capacidades del paciente, para que de esta manera adquiera una mayor autonomía durante más tiempo. Para ciertos pacientes, los impedimentos físicos que les suponen algunas actividades cotidianas representan un choque muy fuerte que acelera los estados de deterioro cognitivo, generando problemas de salud aún más graves.

Teniendo en cuenta que el principal objetivo de esta terapia es la mejora sustancial de la calidad de vida de los pacientes en sus dinámicas cotidianas, INIMA se ha preocupado por ofrecer un servicio a domicilio. Gracias a este tipo de atención, el terapeuta y el paciente pueden interactuar siguiendo factores que intervienen en el día a día, de tal manera que todo el trabajo terapéutico se diseñe para hacer frente a los retos cotidianos.

Lo anterior supone una diferencia enorme con las terapias que se hacen en un centro o clínica convencional, ya que estas suelen encapsular la realidad del paciente en las cuatro paredes de la sala, evidenciando mejorías que no necesariamente se trasladan a la vivienda y a la comunidad donde este reside. Por esta razón, INIMA es una de los pocos recursos que concentra todos sus servicios terapéuticos en una atención a domicilio y, por ello, invita a todos los interesados en contratar sus sesiones de terapia, a que ingresen a su página web y programen una cita de valoración para iniciar con su proceso de neurorrehabilitación.


Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?