AN

iMarcas, la ley de marcas y las prohibiciones absolutas y relativas en el registro de una marca

Cuando se toma la decisión de iniciar un emprendimiento, uno de los procesos a realizar es crear una marca, ya que esto es fundamental para diferenciar un producto o servicio del resto de la competencia. Pero no solo hay que limitarse a concebirla, sino también es muy importante no pasar por alto el registro de marcas, ya que este paso permite blindarse contra las usurpaciones y las imitaciones. También se dan los casos de empresas y comerciantes que intentan hacer un registro y se topan con oposiciones por falta de asesoramiento.

Sin embargo, existen lugares como iMarcas que prestan servicios de registro y patentes de marcas a compañías y particulares.

¿Cuáles son las prohibiciones absolutas y relativas en el registro de marcas?

Una marca está conformada por elementos como el logo, el eslogan, el esquema de colores y la tipografía. A la hora de hacer un registro de marcas, se pueden presentar algunos inconvenientes dado que existen prohibiciones absolutas y relativas por parte de la Ley de Marcas.

Las prohibiciones absolutas tienen como fin mantener el sistema de libre competencia y libre mercado, es por ello, que puede llegar a impedir que una marca sea registrada. Entre ellas destacan: no cumplir con los requisitos de genericidad, es decir, la marca no puede estar formada por palabras o frases totalmente genéricas en el sector en el que se pretende comerciar. Por ejemplo, la marca SILLA BONITA se considera genérica, y, por lo tanto, no registrable en las áreas de fabricación o venta de muebles. Tampoco se puede hacer uso de signos contrarios a la ley, usar elementos que puedan confundir al consumidor o apelar a un signo oficial protegido, como el logotipo de un gobierno o una bandera.

Sobre las prohibiciones relativas 

Por otro lado, se encuentran las prohibiciones relativas que están directamente relacionadas con los intereses particulares y privados, motivo por el cual la propia ley proporciona a los individuos la posibilidad de oponerse a un registro con el fin de proteger a una marca que ya se encuentra registrada.

Cabe destacar que los ciudadanos pueden oponerse ante casos como los siguientes: cuando se invoca a la titularidad de una marca anterior, cuando se solicita la titularidad de un nombre comercial, cuando se usa un nombre civil o una imagen de una persona diferente al solicitante, hacer uso de signos que imiten elementos protegidos por derecho de autor o de propiedad industrial o tomar un nombre comercial, denominación o razón social de una persona jurídica.

Los servicios que ofrece iMarcas

La empresa iMarcas se encarga de ayudar a los empresarios y emprendedores a proteger sus marcas comerciales y activos intelectuales. La misma garantiza una atención personalizada a cada cliente.

La compañía está conformada por un equipo de abogados e ingenieros expertos en la propiedad industrial especializados en el registro de marcas. Además, cuenta con agentes colegiados e inscritos en la OEPM y la EUIPO.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?