AN

iMarcas aconseja sobre escoger un nombre de marca para un nuevo producto y registrarla

El nombre de una marca cumple con la función de diferenciar a un producto y hacerlo distinguible para sus clientes potenciales. Por estos motivos, es esencial que sea único y no pueda confundirse con el de otros negocios o artículos. Además, la similitud puede suponer un problema a la hora de efectuar el registro legal.

Por otra parte, los especialistas de la firma iMarcas consideran que los nombres cortos y simples siempre resultan más fáciles de recordar. Además, debe ser intuitivo y fácil de pronunciar y recordar para los clientes. Hoy en día, existe cierto consenso respecto a que el nombre de marca no debe tener más de 1 o 2 sílabas. De esta manera, también es más práctico de difundir a través de las redes sociales.

Más características deseables en un nombre de marca

Las marcas son el primer punto de contacto entre un cliente o usuario y una empresa. Si bien no es necesario que el nombre de un producto remita exactamente a su función o características, resulta importante que pueda crear una imagen positiva. En este mismo sentido, es aconsejable que el nombre suponga un respaldo para los valores, la filosofía y la esencia de una marca.

A su vez, este vocablo debe contar con la propiedad de perdurar en el tiempo. Si bien los productos y servicios se renuevan, las marcas que resultan sólidas permanecen. Por ejemplo, elegir un nombre de marca que haga referencia a un tema muy puntual de la actualidad o a un meme que se ha hecho popular puede ser un acierto en un primer momento, pero después es probable que caiga rápidamente en el olvido.

Por último, los especialistas de iMarcas recomiendan a sus clientes que los nombres que eligen para sus marcas puedan adaptarse correctamente a un dominio de internet. Si esa palabra ya está siendo empleado por otro sitio web es mejor modificarla o pensar en los ajustes necesarios para adaptarla. En este sentido, es posible añadir un vocablo adicional que haga referencia al sector correspondiente.

Los trámites para registrar una marca

A través del servicio de iMarcas es posible registrar un nombre comercial a distintos niveles. El trámite puede efectuarse en España, en Europa o en todo el mundo. Al mismo tiempo, con el apoyo de esta firma es posible proteger patentes, modelos de utilidad y diseños industriales.

Para las empresas que se internacionalizan, iMarcas recomienda el registro de marcas internacionales por el sistema de Madrid. De esta manera, una marca obtiene protección en los 85 países que forman parte de la Unión de Madrid. O sea, que una marca nacional española, por este medio, puede alcanzar protección a nivel internacional.

La firma iMarcas cuenta con un equipo de profesionales dispuestos a atender consultas y resolver preguntas con el objetivo de que cada empresa pueda obtener protección para su nombre de marca, ya que esto es un aspecto imprescindible para el éxito de cualquier tipo de negocio.


Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable