AN

Hessler & Del Cuerpo asesora a propietarios de inmuebles en España acerca de las diferentes opciones que existen para transferir su propiedad y los impuestos que devengan

La transmisión de un bien inmueble puede resultar complejo, especialmente considerando los requisitos que se deben cumplir y los impuestos que se pueden devengar en las diferentes modalidades.

Donar un inmueble, venderlo, realizar una permuta o prever dejarlo en herencia conducirá a que se apliquen diferentes reglas y requisitos y que las consecuencias tributarias varíen sustancialmente. Al fin y al cabo, todo cambio de titularidad está repleto de procesos burocráticos y tributos engorrosos que pueden ser difíciles de manejar para el público en general.

Con el fin de tener éxito y hacer dicho proceso mucho más sencillo, lo mejor siempre es buscar asesoría jurídica especializada en todo lo relacionado con transmisiones de todo tipo y, especialmente, herencias. En este sentido, despachos de abogados como Hessler & Del Cuerpo son la alternativa ideal para ayudar a cualquier persona a tramitar, por ejemplo, los impuestos de sucesión de forma efectiva y rápida, siempre garantizando una atención de calidad, incluso en los casos más complicados.

El funcionamiento de las sucesiones en España

Una sucesión puede entenderse como un proceso a través del cual una masa patrimonial es transferida de una persona, tras su fallecimiento, a otra. Dicha masa patrimonial puede estar compuesta de todo tipo de bienes y derechos, tales como los inmuebles o saldos en cuentas bancarias. Este proceso de transmisión por herencia conlleva y desencadena numerosas cuestiones jurídicas que abarcan la identificación y determinación de los herederos, su derecho a aceptar, renunciar o repudiar la herencia, así como el reparto, la administración y el pago de impuestos.

Dependiendo de los tipos de bienes y del vínculo familiar entre causante y heredero, el impuesto puede variar sustancialmente. No es lo mismo dejar en herencia un inmueble determinado, como la vivienda habitual u otros derechos. Además, no tributa igual un familiar que amigos del causante.

Uno de los aspectos que más inquieta a los herederos son los impuestos a afrontar. Esto se debe a que, en España, para poder gestionar la herencia y poder terminar disfrutando plenamente de las propiedades adquiridas es necesario el abono de un tributo especial denominado Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Popularmente conocido como ISD, se trata de un impuesto que es exigible en todo el país y que en un principio se ha transferido a las Comunidades Autónomas. No obstante, hay que distinguir entre aquellos supuestos en los que el heredero o el causante son o eran no residentes en España y aquellos otros en los que no existe tal nexo con el extranjero.

Si el fallecido o su heredero no residen en España, el impuesto es gestionado por y se debe pagar a la agencia tributaria estatal española (Agencia Estatal de Administración Tributaria, es decir, AEAT) y no a una hacienda autonómica. En este supuesto, el heredero puede optar entre la aplicación de la normativa estatal o la autonómica que resulte indicada, atendiendo a una serie de circunstancias. Dependiendo de la normativa aplicable, varían las reducciones, deducciones y, en general, los beneficios fiscales aplicables.

Este impuesto grava la masa patrimonial adquirida que, dependiendo de su volumen, devenga un impuesto sometido a progresión. Se puede decir por ello que cuanto más se hereda, más se paga y, en consecuencia, la cantidad a pagar puede variar de forma significativa, dependiendo del caso. Se debe tener en cuenta además, que dependiendo del vínculo familiar entre causante y heredero, las exenciones, reducciones y deducciones varían. Dicho vínculo o proximidad, así como el patrimonio preexistente del heredero, también se debe considerar para, en su caso, aplicar multiplicadores sobre el impuesto a pagar. Por ello es fácil entender que el cálculo del impuesto requiere conocimientos especializados.

La trayectoria y profesionalidad de Hessler & Del Cuerpo

Más de 15 años de trayectoria en el mundo del derecho español e internacional, unidos a su buen hacer y a la posibilidad de atender a sus clientes en su propio idioma, ya que los abogados de este despacho atienden a sus clientes en español, en alemán e inglés, han consolidado a este despacho como un referente en su ámbito en España.

Además, su actividad abarca diversos ámbitos del derecho, entre los que destacan las disputas derivadas de sucesiones, el asesoramiento de herederos para garantizar la más eficaz administración de la herencia, pago de impuestos, impugnación de testamentos, redacción de contratos y divorcios, entre otros.

En definitiva, Hessler & Del Cuerpo se posiciona como uno de los mejores despachos de abogados en toda España. Con su ayuda será posible hacer valer los derechos de cualquier persona de acuerdo a la legislación de España de manera justa y eficiente.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?