AN

Hermex dispone de equipamiento y material para las aulas multisensoriales de centros infantiles y escuelas

Las aulas multisensoriales, también conocidas como aulas Snoezelen, son espacios creados para niños con discapacidad. Su objetivo es proporcionar un lugar donde los menores puedan interactuar con su entorno a través de la estimulación de sus sentidos.

De esta manera, pueden relajarse, trabajar en su autocontrol y confianza en sí mismos. Además, en estos espacios pueden explorar su creatividad, mientras reducen las alteraciones conductuales. En la empresa Hermex, es posible conseguir el equipamiento y los materiales necesarios para ofrecer un aula multisensorial de calidad.

Beneficios de las aulas multisensoriales

En el mundo, existen aproximadamente 150 millones de niños con discapacidad. De ellos, un porcentaje importante presenta dificultades para interactuar y desarrollar su participación social.

Debido a esta realidad, han sido creadas las aulas multisensoriales. Estas permiten mejorar la coordinación, concentración y la capacidad de atención. Por otro lado, al ser espacios interactivos, promueven el desarrollo de la socialización, la comunicación y el lenguaje.

Las funciones cognitivas también se pueden trabajar, ya que algunos salones pueden contar con aparatos para ejercitar las piernas o brazos. En estos lugares, es importante que la figura del maestro esté presente constantemente. El profesional es el encargado de guiar a los niños en las actividades, designando normas de seguridad y actividades específicas.

¿Cómo se crea un aula multisensorial?

Las aulas multisensoriales están pensadas para estimular todos los sentidos de los niños. Por lo tanto, es necesario contar con los materiales y equipamientos más aptos para esta tarea. En el espacio visual, se pueden organizar una variedad de objetos de colores llamativos y brillantes. Estos pueden ser fibras o bolas luminosas, luces de varios colores, lámparas de lava o con sensores de tacto o movimiento que activan las luces.

En la zona auditiva, pueden utilizarse elementos que emitan sonidos como cajas de música o variados instrumentos musicales. Para estimular el sentido del olfato se pueden utilizar aceites o difusores de aroma. Por su parte, el área táctil suele ser la más variada, ya que en ella se pueden usar diferentes tipos de juguetes, plumas, globos, esponjas y mucho más. En cuanto al gusto, se puede trabajar con frutos secos, verduras, frutas, entre otras comidas.

Muchos de estos objetos pueden conseguirse en empresas especializadas como Hermex. Esta compañía ofrece mobiliario adaptado a las aulas, fácil de organizar y colorido. También cuentan con elementos para crear música, sentir diferentes texturas y poner en práctica la psicomotricidad. Dicho equipamiento funciona para menores desde la guardería hasta la etapa de primaria.

Las aulas Snoezelen representan una excelente opción para enseñar a los niños a enfrentar la vida adulta y superar obstáculos. Por ello, son una importante adquisición para centros infantiles y escuelas.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?