AN

Guto Ajayu, el artista que hace investigación de memoria cultural combinada con arte urbano

La representación de la memoria cultural a través del arte urbano representado en obras ha sido una idea que ha hecho realidad el artista boliviano Guto Ajayu en estos últimos años. Cada una de sus representaciones combina perfectamente las tradiciones ancestrales y el arte moderno, dando a entender que, para comprender el presente, es necesario conocer el pasado y explorar las raíces de donde viene cada uno. El artista utiliza la simbología de las culturas prehispánicas de Bolivia y del mundo para sus creaciones, que se caracterizan por ser expresivas y transmitir un mensaje fuerte e inspirador y en la que también interviene un arduo proceso de investigación previo, seguido de un trabajo disciplinado.

La misión de unificar el arte urbano con la tradición y la cultura

En un principio, las obras de arte urbano se han caracterizado por mantener un elemento distintivo único, tal vez relacionado con la necesidad de llamar la atención de la sociedad sobre temas que son importantes, pero han sido poco abordados. Con el paso de los años, este estilo ha mantenido su esencia, sin embargo, ha ido evolucionando a uno más artístico, convirtiéndolo en uno de los más admirados y requeridos por los amantes del arte en la actualidad.

Ajayu ha sabido comprender muy bien la forma como pueden compenetrarse estos elementos, por ello, hoy en día, tiene definida su obra y su estilo con una marcada influencia de la cultura precolombina y tradicional suramericana, que se caracteriza por ser una representación artística de eventos del día a día utilizando elementos históricos que aportan su sello propio. Sus obras se caracterizan por potenciar un estilo urbano y pop, logrando una armonía perfecta entre los elementos culturales de varios países del mundo y la representación particular que tiene el arte urbano.

Estudiando las culturas de las naciones para convertirlas en arte

Después de haber estudiado los elementos culturales distintivos de varios países del mundo, Guto Ajayu se dio cuenta de que en el inicio de todas estas civilizaciones, se asemejan características relacionadas con la simbología y la filosofía. Por ello, en cada una de sus composiciones trata de unir culturas, creando una especie de eslabón que permite, a quienes aprecian su arte, conectar su presente con su pasado. Considera que él tiene una misión y es la de unificar a las culturas mediante sus pinturas.

Gracias a su estilo único, ha logrado exponer sus trabajos en las capitales de los países más importantes del mundo. Es necesario que la sociedad conozca bien de donde viene para poder entender su realidad y proyectarse con paso firme hacia el futuro. En ese sentido, el artista boliviano ha encontrado una forma de mantener viva esta relación a través del tiempo, quien no solo ha encontrado inspiración en elementos de la vida cotidiana, sino en la enorme herencia cultural de los antepasados que parecía olvidada.


Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?