AN

Guto Ajayu aprovecha materiales muy distintos y su intuición para crear arte

Cuestiones acerca de la memoria y su impacto en el desarrollo de la cultura son interrogantes que ha abordado el arte contemporáneo de la segunda mitad del siglo XX y lo que va del siglo XXI. Estas piezas, más que revisar la historia desde un lugar nostálgico y de añoranza, cuestionan la construcción de narrativas universales, cuyas dinámicas han excluido a grupos sociales que no necesariamente construían sus relatos desde la palabra escrita y que, por este motivo, sus historias se encuentran diluidas.

Con el interés de crear puentes que permitan acercarse activamente a espacios de memoria histórica y cultural, el artista urbano oriundo de La Paz y radicado en Madrid, Guto Ajayu, se ha propuesto en su obra reinterpretar elementos simbólicos, hechos y personajes, a través de un lenguaje plástico contemporáneo que ponga en contrapunto la tradición y la actualidad.

Pasado y presente en conflicto

Este ejercicio ha hecho que Ajayu experimente con materiales únicos para realizar sus obras, las cuales exploran, en su mayoría, técnicas como el dibujo, la pintura, la escultura y el arte urbano. Sus piezas se caracterizan por inspirarse en los motivos gráficos tradicionales de la cultura Inca, Mexica y Maya, pero intervenidos con textos, personajes y consignas que enuncian hechos de la contemporaneidad. Esto le ha permitido a Ajayu leer el presente desde una tradición arraigada a sus raices latinoamericanas, las cuales entran en conflicto con los modos de vida instaurados por occidente.

Si bien sus obras generan unas líneas de conexión con el pasado prehispánico de su lugar de origen, muchas de ellas también tienen una clara inspiración en artistas contemporáneos como Jackson Pollock y Basquiat. Las pinturas de Ajayu se construyen a partir de materiales diversos como acrílicos, esmaltes, cintas adhesivas o estampas gráficas, no solamente como un ejercicio de experimentación plástica del artista, sino también como una manera de explorar los valores de lo popular como insumo para su producción artística.

Un artista que forma parte de los eventos culturales más importantes del mundo

Ajayu ha participado en grandes certámenes del arte contemporáneo como la Bienal de Venecia, el Salon International D´art Contemporain du Carrousel du Louvre o la Premier Art Fair de Hong Kong, entre otros. Varias de sus obras forman parte de colecciones permanentes de museos e instituciones culturales de Bolivia y su nombre ya resuena en los eventos artísticos más importantes del mundo.

La exploración que ha hecho Ajayu sobre el pasado le ha permitido a este artista crear obras que indagan sobre el papel de la memoria en un mundo marcado por los relatos históricos escritos por occidente. Todo su cuerpo de obra está inmerso dentro de una indagación propia del arte contemporáneo sobre las maneras en que se construye historia y memoria, lo que le ha permitido al artista adquirir relevancia dentro de las instituciones culturales más importantes del momento.


Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?