AN

GlobátiKa Lab explica cuándo se tienen que certificar imágenes o vídeos

Las peritaciones informáticas de imágenes y vídeos son procedimientos muy útiles para la autentificación de los mismos durante un proceso judicial, ya que usualmente son utilizados como evidencia en determinados casos. Debido a la alta demanda de este tipo de peritaje, se necesita un perito informático forense para la certificación de la no manipulación de imágenes.

Es decir, que un vídeo o una imagen no ha sido manipulada. Demostrando así la veracidad de la información, contenido, datos y que no existan cortes o implantaciones de contenido.

Globátika Lab es una de las empresas que cuenta con todas las herramientas necesarias para autenticar cualquier evidencia y tiene especialistas titulados, expertos y en formación constante para la elaboración del informe pericial adaptado a cada caso.

Situaciones en las que es necesario el peritaje informático

Los peritajes de este tipo son necesarios en situaciones en las que una persona desea demostrar con imágenes o vídeos un hecho determinado. Algunos de los casos, a modo de ejemplo son:

Asuntos jurídicos contra ayuntamientos: temas de prescripción de obras ilegales en suelo, por ejemplo. Para evitar ser condenados por delitos contra la ordenación del territorio. De este modo, se puede comprobar de qué año datan las fotografías de terrenos y obras y si estas han sido modificadas.

Caídas en la vía urbana: para certificar cómo se encontraba el acerado, en casos en los que una persona sufre un accidente por caerse, al meter el pie en una baldosa que se encontraba en mal estado, y se aportan fotografías del lugar de los hechos en el expediente. Para realizar la correspondiente reclamación administrativa por responsabilidad a la Administración y verificar la no manipulación de imágenes aportadas.

Asuntos de violencia de género: para demostrar la no manipulación de imágenes o vídeos en casos en los que se aportan dichas pruebas, bien realizadas con teléfonos móviles o de cualquier otro tipo y que estén dentro de la causa objeto del caso. De este modo, se da veracidad a la prueba de imagen aportada. Un ejemplo común son las grabaciones en el domicilio o cuando se hace la entrega de menores en procesos de custodia.

Comparativa fisionómica: en la que se compara la cara o partes del cuerpo como la mano, grosor de la pierna, etc. de una persona. Esto ocurre principalmente en casos de delito grave, en los que los peritos informáticos colaboran con las fuerzas de Seguridad del Estado.

Pruebas Indubitadas: cuando existe un audio o vídeo que contiene información de una persona y no es visible, la pista de sonido se puede separar y estudiar. La prueba de extracción algorítmica de las cuerdas vocales se puede procesar con software para compararla con la que se le hace a la supuesta persona en sede judicial para valorar si es o no la que aparece en el vídeo. Este tipo de peritaje acústico se hace en temas de seguimiento por parte de las Fuerzas de Seguridad del Estado, como por ejemplo tráfico de drogas, asesinatos o trata de personas.

Entre otros muchos que van desde materias del orden laboral, al contencioso, penal e incluso en ámbito del derecho de extranjería, es decir, todos aquellos asuntos en los que son necesarias la aportación de imágenes y vídeos a modo probatorio.

El buen uso de evidencias como estas pueden servir para demostrar una realidad y, por ser un recurso con validez importante ante un juzgado, se han vuelto blanco fácil de falsificaciones y alteraciones para modificar situaciones determinadas.

Por ello, es necesario contratar a un perito informático que se encargue de analizar las imágenes y el material audiovisual para certificar el lugar, la fecha y la no modificación de estas, con la finalidad de corroborar su validez judicial y sustentar su coartada. Este tipo de peritaje se realiza con mucha regularidad, ya que es muy común que se registren imágenes o videos de cualquier acontecimiento desde cualquier dispositivo móvil. Este es un recurso muy valioso para salir absuelto de delitos, por ello, se han desarrollado diferentes técnicas que permiten corroborar su autenticidad y que han ido evolucionando con los avances tecnológicos.

Técnicas para certificar imágenes y vídeos

Para asegurar la originalidad de los archivos a través de las técnicas aplicadas por los peritos informáticos forenses, debe crearse, en primer lugar, el hash del archivo en cuestión, entendiendo por hash como un algoritmo que crea una salida alfanumérica única para cada fichero correcto, es decir, es un código único.

Al ubicar este elemento, se logra la certificación del archivo (fotografía, vídeo, PDF, etc.) como un documento único que no tendrá variaciones aunque el nombre se le cambie. Otro de los parámetros que se analizan son los metadatos. Los metadatos consisten en información que caracteriza datos, describen el contenido, calidad, condiciones, historia, disponibilidad y otras características de los datos. Es decir, estos metadatos van a contar toda la historia de ese archivo de vídeo, desde su fecha de creación, coordenadas geográficas o última modificación.

Pero incluso los metadatos pueden ser fácilmente editados, modificados o eliminados de las imágenes y vídeos. Por eso, los peritos informáticos de GlobátiKa Lab utilizan herramientas avanzadas de peritaje informático como la Técnica ELA, cuyo nombre se refiere a las siglas en inglés de Análisis de Errores de Nivel e identifica áreas dentro de una imagen que se encuentra en niveles diferentes de comprensión; otra de ellas es el Rainbowing, que analiza las tenues manchas azules o rojas que indica que en la imagen ha sido manipulada o no utilizando el Adobe PhotoShop.

Caso de éxito de GlobátiKa Lab en Málaga

Recientemente, D.Marco Cano fue el perito informático responsable de realizar con éxito el análisis de unas imágenes que habían sido manipuladas y presentadas como prueba en un juicio. El cliente que les contactó tenía una denuncia por entrada en una finca privada, en la que estuvo realizando unas fotografías para localizar un vehículo. 

La acusación presenta además unas fotografías en las que argumentan y defienden que en la misma fecha y hora el vehículo en cuestión no se encontraba allí estacionado. A través del análisis de nivel de error, pudo detectar que la fotografía había sido manipulada con Adobe PhotoShop y que habían eliminado el vehículo intencionadamente.

Al eliminar el coche de la foto, la sombra del árbol que se situaba a su derecha no cuadraba con la sombra real que proyectaba en el suelo sin el vehículo. Para certificarlo, utilizaron y comprobaron las imágenes vía satélite de la finca en distintas fechas antes, durante y después de la visita del cliente a la finca.

Así pues, se pudo demostrar y certificar cómo dicha sombra se proyecta en el suelo con y sin el vehículo y, por lo tanto, no coincidía con las fotografías de la acusación, que habían eliminado conscientemente el vehículo.

GlobátiKa Lab trabaja de forma profesional y minuciosa y, gracias a su peritaje fotográfico, pudieron demostrar la manipulación de las fotografías.

Conocedores de estas y otras técnicas que son efectivas para verificar la autenticidad de una imagen, se puede concluir que este gabinete es uno de los más confiables en este sector.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?