AN

Los gastos ocultos de las grandes apps de delivery, por ReadyMe

A raíz de la dinámica comercial en internet han surgido herramientas que faciliten el intercambio.

En el sector de hostelería, surgieron aplicaciones para pedidos take away o delivery y todo tipo de reservas o pagos que han revolucionado la forma de acceder a estos servicios y han generado ingresos extra.

Sin embargo, el avance de la tecnología también ha sido utilizado para cubrir los gastos ocultos que cobran las grandes apps de delivery. Ante esta realidad, el sistema de pedidos online de ReadyMe combate la especulación que puedan avalar agregadores de restaurantes mediante una tecnología que permite a cada restaurante disponer de su canal propio de venta online sin necesidades de conocimientos técnicos ni de programación.

Una plataforma que se adapta a cualquier marca

Existe una gran diferencia entre los agregadores de restaurantes y la solución de ReadyMe: los primeros, son un modelo marketplace donde se compite con otros miles de restaurantes dentro de la propia aplicación, los segundos, son una tienda online propia y adaptada a cada restaurante. Con este recurso, los propietarios y gerentes de restaurantes podrán trabajar como si desde la empresa hubiesen desarrollado esta plataforma y que permite el acceso directo (sin necesidad de descargar aplicaciones) de los clientes a hacer pedidos desde su página web, sus redes sociales, su perfil de Google Maps y otras opciones.

El CEO de ReadyMe, Antonio Joaquín Moreno Martínez, advierte a quienes desean incorporarse a estas plataformas agregadoras que estas siempre tratan disimular el ingreso extra que logran a través de los gastos de delivery. El truco para generar ingresos extra a través de sus restaurantes afiliados consiste en quedarse, además de con un porcentaje que oscila entre un 20 % y un 40 % del total del pedido al restaurante, con un extra de gastos de envío (y, en ocasiones, otros conceptos como gastos de gestión) que cobran al cliente final. Si bien es necesario el cobro por posicionar el negocio, también es cierto que existen otros cargos injustificables.

La recomendación de los expertos de esta empresa es que cada restaurante calcule la ganancia real de su prestador de servicios online. Si, por ejemplo, el local ha pautado con la aplicación una comisión de 30 % por pedido, debe tener en cuenta que el agregador también cobra gastos de envío que el cliente final paga y que el restaurante no recibe. En un caso hipotético de un pedido por 10 euros, probablemente el cliente pague 2,5 euros adicionales por gastos de traslado y, por tanto, el marketplace está ingresando por ese pedido 3 (de la comisión del 30 %) + 2,5 (de gastos de envío). Es decir, un total de 5,5 euros sobre ese pedido de 10.

El modelo adecuado

Imagen de marca, comisiones transparentes y la fidelización de los consumidores son algunos de los beneficios de adquirir ReadyMe. Con este sistema propio, los negocios contarán con una base de datos completa de sus clientes y control total sobre estos. Elementos como la carta digital interactiva gratuita, sistemas de reserva de mesa y pago con QR, complementan esta plataforma de pedidos online que mejorará la gestión al controlar los aspectos relacionados con las solicitudes de los clientes.


Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?