AN

Los food trucks son una tradición europea que ahora se ha consolidado también en España

Actualmente, los food trucks se pueden encontrar en toda España, algo que antes solo era habitual fuera del país. Estos se utilizan comúnmente para la venta de comida callejera o street food, aunque también pueden ser utilizados como tienda, peluquería, floristería o incluso gimnasio.

Según LACOMMA, empresa española fabricante de food trucks, la demanda se ha triplicado desde la llegada de la pandemia. La explicación de este crecimiento se encuentra en la baja inversión necesaria para comenzar el negocio y en cómo se ha reinventado el sector hostelero, uno de los más castigados por el COVID-19.

¿Por qué son tan exitosos los food trucks?

Son muchos los hosteleros que, tras cerrar su negocio, han reutilizado sus máquinas dentro de un food truck. Otros han solicitado el paro único para comenzar un nuevo negocio sobre ruedas. Se trata de una salida laboral original y con buenos resultados en el corto plazo. También primeras marcas y franquicias se suben al carro de la moda food truck, no solo por la atracción que produce sobre el cliente final sino también por el ahorro que supone frente a los costes de una obra civil para entrar en un centro comercial.

Hace unos años, los nuevos cocineros usaban el food truck como campo de pruebas para su cocina antes de abrir su primer restaurante. En los últimos meses se ha podido ver el caso a la inversa y son muchos los reputados chefs que se apuntan al modelo food truck para llegar más lejos, diversificar y atraer a un público diferente. Un ejemplo son los galardonados con Estrellas Michelín como el Talaverano Carlos Maldonado que sigue rodando con su food truck en eventos y Dabiz Muñoz que ha colocado su food truck con gran éxito en el centro de Madrid.

La variedad de propuestas culinarias, desde el producto local al más exótico, convierten a los food truck en una opción apetecible para todo tipo de público. En la actualidad, se puede observar no solo a hipsters y jóvenes haciendo cola para recoger su comida junto a los vehículos, ya que cada vez más se trata de un público familiar que encuentra una nueva oferta de ocio y la seguridad sanitaria de consumir al aire libre. Es el caso del autocine de Metrovacesa que ofrece una zona de 3.000m2 dedicados a food trucks y un restaurante americano. También se encuentran “gastro parks” con comidas variadas en food truck como el Garaje Foody de Valencia. Pero ¿es rentable un food truck?.

Según explica Mari Carmen Terrón, gerente de LACOMMA, “desde hace 3 años que nos dedicamos al cliente final en España y Portugal, hemos descubierto la gran creatividad que hay para poner en marcha negocios sobre ruedas, súper originales y adaptados a cada lugar. Habitualmente, nuestros clientes consiguen el retorno de su inversión en menos de un año”.

¿Dónde se puede poner un food truck?

Si se está pensando en comprar un food truck, lo primero que hay que tener en cuenta es plantearse dónde funcionaría bien. Estos se pueden ver en centros comerciales, en gasolineras, en parques, en la boda de un amigo o incluso en mitad del Camino de Santiago. Gracias a la transformación digital, cada vez es menos importante el lugar y cobra valor la propuesta original y de calidad, ya que es sencillo usar el delivery para enviar a domicilio y atraer a los clientes geolocalizando el camión de comida.

El uso en vía pública es cada vez más viable gracias a la comprensión de los ayuntamientos que han visto en los food trucks, además de la creación de empleo, un reclamo turístico y una mayor oferta de ocio para su localidad. El aumento de la popularidad de las cocinas móviles ya no es solo una tendencia, es un nuevo sector en España dispuesto a alegrar la vida de las personas.


Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?