AN

Fisioterapia para esguince de tobillo con el equipo de especialistas de eFISIO

El esguince de tobillo es una lesión que puede ocurrir cuando una persona está haciendo una actividad física o caminando. Por lo general, este problema se desencadena por una torcedura, por un mal movimiento o por una caída.

Lo que la mayoría de los afectados hacen en el momento del incidente es ingerir un analgésico para disminuir el dolor, ya que este es uno de los principales síntomas. No obstante, hay algunos casos que se vuelven graves y que requieren de tratamientos especiales como, por ejemplo, una fisioterapia para esguince de tobillo. Este tipo de terapias deben ser realizadas por especialistas en el área como el equipo de las clínicas eFISIO, las cuales están distribuidas por la ciudad de Madrid.

Todo sobre la fisioterapia para esguinces de tobillo de eFISIO

Hay algunos síntomas que alertan que un esguince de tobillo es grave, entre ellos, el dolor excesivo que no cesa con los analgésicos, hinchazón, presencia de hematomas, dificultad para realizar movimientos e inestabilidad. Cuando esto ocurre, lo más recomendable es acudir a un especialista. En alguno de los casos, se puede indicar una fisioterapia para esguince de tobillo u otro tratamiento que va a depender del diagnóstico.

En las clínicas eFISIO realizan un tratamiento especial que pone fin de una forma rápida a todas las molestias generadas por un esguince en la zona del tobillo como el dolor y la hinchazón. La fisioterapia que llevan a cabo en la clínica especializada combina una serie de técnicas efectivas que ayudan a que las personas se sientan bien y lleven una vida normal. Entre ellas, la radiofrecuencia Indiba, la terapia manual, los estiramientos, los masajes, el vendaje neuromuscular, la punción seca o el EPTE.

Cada una de las técnicas que ejecutan tienen un propósito determinado. La radiofrecuencia Indiba sirve para bajar la inflamación y para drenar líquidos, la terapia manual se hace para devolverle al tobillo su movilidad. Por su parte, los estiramientos y los masajes tipo Cyriax son para regenerar el ligamento.

Cómo actuar cuando se tiene un esguince de tobillo

Cuando una persona tiene un esguince de tobillo lo primero que debe hacer es guardar reposo absoluto, ya que de lo contrario el problema se puede hacer más crónico. Es decir, el dolor y la hinchazón se tienden a incrementar muchísimo más.

En la cama, el afectado puede colocar en el tobillo una compresa de hielo. También se puede sumergir el pie en una bañera con agua helada durante aproximadamente 20 minutos. Este proceso se debe repetir cada 3 horas durante todo el día.

Es muy importante acudir lo antes posible a un especialista si se sospecha de un esguince de tobillo. Una buena alternativa es optar por las clínicas eFISIO, donde ofrecen un servicio de fisioterapia especializado prestado por profesionales altamente capacitados.


Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes