AN

El estrés posvacacional también puede afectar a perros y gatos

Las vacaciones se convierten en un tiempo durante el cual los animales de compañía como perros y gatos disfrutan de pasar tiempo con sus queridos humanos.

Los ratos de juegos, salidas, viajes y compañía se convierten en el día a día de estos animales en esta temporada, haciendo que, de alguna manera, se acostumbren a ello. Pero, una vez que los días libres terminan y hay que volver a la rutina, muchos de estos animales comienzan a experimentar ansiedad. Sin embargo, el estrés posvacacional en animales de compañía puede ser tratado, y expertos como la Dra. Paula Calvo, a través de su empresa antrozoologia.com, puede ser de gran ayuda.

Estrés posvacacional en animales de compañía, una situación a la cual prestar atención

Es muy común que tras unas vacaciones satisfactorias, los humanos experimenten cierta tristeza al tener que regresar a la rutina. Sin embargo, esto es algo que no solamente les afecta a ellos, sino que los animales de compañía también pueden experimentar ansiedad y pueden sentirse solos por tener que pasar más tiempo separado de sus tutores humanos. De hecho, algunos investigadores han determinado que alrededor del 20% de la población canina presenta problemas de comportamiento asociado con la separación de sus familias. Y es que, según datos recogidos en Reino Unido, un número cercano a los 2.3 millones de perros pasan alrededor de 5 horas solos en los días laborales. En consecuencia, estos animales de compañía pueden experimentar síntomas de estrés posvacacional como pérdida de apetito, inquietud, intentar escapar, ladrar, problemas gastrointestinales, bostezos y otros.

La ansiedad canina debe tratarse a tiempo, ya que puede convertirse en un problema crónico. De hecho, hay quienes afirman que las verdaderas cifras demuestran que el 70% de los problemas de comportamiento canino son consecuencia de la ansiedad.

Tratamiento para el estrés posvacacional

Los expertos ofrecen varias recomendaciones que pueden ayudar a reducir el impacto del cambio de rutina tras las vacaciones y a tratar y prevenir el estrés posvacacional canino y felino. El principal de ellos es hacer una transición progresiva. Es decir, que mientras se está aún de vacaciones, comenzar a pasar progresivamente más tiempo lejos del animal de compañía, con pequeños incrementos. La idea es imitar una rutina que se asemeje en el mayor grado posible a la que tendrá que vivir una vez que sus humanos regresen al trabajo y/o la escuela. De la misma manera, también se recomienda tratar de regresar a casa antes de que el perro o el gato comiencen a experimentar ansiedad. Las salidas regulares también pueden ayudar a aliviar el problema.

En Antrozoologia.com, la Dra. Paula Calvo ofrece una serie de cursos que pueden ayudar a mejorar la relación entre las personas y sus animales de compañía, así como a tratar este tipo de problemas como el estrés posvacacional. En su sitio web se puede encontrar más información sobre lo que ofrece y cómo su experiencia puede ser de gran ayuda en estos casos.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?