AN

La empresa sevillana Gestel Ibérica promueve la inserción social de los trabajadores con discapacidad

En recuerdo de Veronique Bonneaud, socia y administradora los últimos 25 años y promotora de reconvertir Gestel Ibérica en una empresa con fines sociales.

Un Centro Especial de Empleo es una empresa cuyo objetivo central es proporcionar oportunidades laborales a trabajadores con discapacidad. De esta manera, este sector de la población podrá realizar un trabajo productivo, remunerado, adecuado a sus características personales y que posibilite su integración futura en el mercado de trabajo.

En este sentido, Gestel Ibérica es una empresa sevillana que es Centro Especial de Empleo dentro del ámbito de la ofimática. Fue fundada en 1984 y desde entonces trabaja en favor de la inserción social de las personas con discapacidad. La compañía brinda soluciones y servicio técnico a profesionales, empresas y autónomos, especializándose en la venta, alquiler y reparación de fotocopiadoras, impresoras, ordenadores y otros equipos.

¿Cuáles son los beneficios de un Centro Especial de Empleo para la sociedad y las empresas?

Los Centros Especiales de Empleo son un puente para realizar la inserción social de las personas con discapacidad, que encuentran en ellos puestos de trabajo en los cuales pueden calificarse, iniciar o consolidar su trayectoria profesional y lograr independencia económica. A su vez, la labor de firmas como Gestel Ibérica sirve de referencia para las empresas ordinarias.

Esto es importante porque según establece la Ley de Derecho de las Personas con Discapacidad, las empresas públicas y privadas que cuenten con un número de 50 o más trabajadores en su plantilla están obligadas a que el 2% de ellos sean personas con discapacidad. Las empresas pueden contratar a los trabajadores directamente o subcontratarlos a través de un Centro Especial de Empleo.

En este último caso, las empresas deben iniciar un proceso administrativo con la Comunidad Autónoma o el Servicio Estatal de Empleo (SEPE) para justificar la imposibilidad de incorporar permanentemente a un trabajador con discapacidad a su plantilla.

La inserción social de los trabajadores con discapacidad

Según constata la base de datos EP Data, de la agencia Europa Press, en el año 2020 había en España 1.933.400 personas con discapacidad en edad de trabajar, lo que representa un 6,3 % de la población total en edad laboral. De ellos, solo 663.900 tuvieron la posibilidad de trabajar.

A su vez, la tasa de paro entre las personas con discapacidad fue del 22,2 %, 6,8 puntos más alta que entre la población sin discapacidad.

Por otra parte, el salario bruto anual medio de los trabajadores con discapacidad fue de poco más de 20.000 euros, un 16,1 % menos que lo que perciben de media las personas sin discapacidad.

En este contexto, la labor de un Centro Especial de Empleo como Gestel Ibérica resulta fundamental para trabajar en favor de un numeroso sector de la población que requiere de apoyo para lograr insertarse en la sociedad.


Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?