AN

La efectividad de las infiltraciones de ozono para el dolor lumbar, por el equipo de Biziondo

Si bien no hay estudios científicos en España que corroboren la eficiencia de las infiltraciones de ozono para tratar el dolor, sí hay evidencia práctica. Por lo general, los pacientes que son tratados con este tipo de inyecciones experimentan una mejoría notable y superior a los que reciben infiltraciones sin ozono.

Según los especialistas franceses en columna vertebral de la clínica Biziondo, la efectividad de este tipo de tratamientos depende tanto de la patología del paciente como de la forma de aplicación. En este sentido, cuando la infiltración se realiza a nivel muscular los resultados no suelen ser óptimos por la distancia que hay con respecto al centro del dolor. En cambio, cuando las inyecciones se colocan a nivel paravertebral, cerca del disco afectado, o de forma intradiscal, el tratamiento suele ser mucho más efectivo.

Las aplicaciones de ozono son efectivas para hernias o protusiones discales

Las moléculas de ozono están compuestas de oxígeno concentrado. Sirven como antiinflamatorios, contribuyen a la vascularización de las zonas que requieren tratamiento y ayudan a la regeneración de los tejidos. Además, producen una disminución del dolor tanto en la zona lumbar como en la cervical.

Las terapias de infiltraciones de ozono se utilizan en caso de hernias o protusiones discales, ya sean lumbares o cervicales. En la mayoría de los casos el efecto es positivo. Ahora bien, la duración del alivio y el alcance de la mejoría pueden ser muy variables porque dependen del tipo de lesión que tenga el paciente. Si la infiltración fue aplicada correctamente puede ser una solución definitiva del problema de columna.

Este tipo de tratamiento es económico, no suele presentar efectos secundarios y no requiere de ingreso hospitalario. Además, solo es necesario realizar una sesión para evaluar los resultados. Según la unidad de columna y traumatología Biziondo, si los síntomas del paciente no mejoran en un 80 % no hay razón para aplicar más inyecciones. En estos casos es necesario buscar un tratamiento de columna que resulte más adecuado.

Factores que contribuyen a que el tratamiento con ozono sea más efectivo

Por lo general, el ozono es efectivo para el tratamiento de hernias y protusiones discales. Ahora bien, el éxito suele ser mayor cuando el diagnóstico y la aplicación son tempranos. Estas inyecciones logran una reducción de la lesión y una disminución del dolor, pero esto no supone la rehidratación y la recuperación del tamaño original del disco.

Además, la efectividad de esta terapia es mayor cuando está acompañada de una discografía, que es un proceso en el que el paciente recibe un líquido de contraste para poder detectar cuál es el disco que causa más dolor. De esta manera, es posible tratar directamente la zona afectada.

Biziondo dispone de un grupo de especialistas en columna y traumatología que es capaz de aplicar infiltraciones de ozono con las condiciones adecuadas para lograr los mejores resultados posibles.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?