AN

DIM Salón recomienda cuidar de la melena para lograr rubios perfectos

Uno de los principales puntos de atención de una melena coloreada en tonos claros es mantener un aspecto hidratado y saludable.

El uso de productos orgánicos, 100% naturales, para el proceso de decoloración sin amoniaco, así como los tratamientos que garanticen una tonalidad personalizada con volumen, luminosidad y fuerza están disponibles en DIM Salón, un centro de belleza ubicado en Madrid, donde los rubios perfectos y bien cuidados son la especialidad.

Tratamientos para un cabello luminoso

Creado por el reconocido estilista Dimitri Barm, este acogedor centro recibe a sus clientes en un ambiente minimalista, lleno de glamour y comodidad, como antesala de una experiencia plenamente satisfactoria en el cambio de imagen. Allí, las melenas iluminadas con diferentes técnicas como el balayage, las mechas babylight o el estilo California blonde se consiguen mediante la aplicación de productos de máxima calidad fabricados a base de ingredientes orgánicos, procedentes de extractos de flores y plantas.

El pelo rubio debe cuidarse y, en este sentido, la hidratación es la clave. Desde la página web del salón, los usuarios pueden conocer los detalles de cada procedimiento en los que se crean “rubios responsables”. Asimismo, pueden recibir el mantenimiento adecuado con aplicación de ácido hialurónico, bótox capilar, exfoliante de colágeno, tratamiento antiroturas y muchas alternativas más.

DIM Salón ofrece atención personalizada

Dimitri y su equipo inician cada transformación de imagen con un estudio personalizado de las necesidades de cada clienta, basado en las características de su cabello, el cambio que desee y su estilo personal. En el cambio de look, se consideran los tipos de cortes o la posibilidad de realizar un alisado orgánico que provee un efecto antifrizz, además de una muy buena reparación de los aminoácidos.

Otra recomendación del estilista es aplicar mascarillas nutritivas e hidratantes en casa, con aceite de argán y de coco o con manteca de karité, esta última disuelta con un toque de calor. En ambos casos, se debe distribuir la sustancia por todo el cabello y dejar actuar durante media hora para después lavar el cabello de la manera habitual. Un buen cierre para este tratamiento casero es aplicar una crema hidratante sin enjuagar.

Tener un cabello deslumbrante con brillo natural, que afine las facciones y aporte una imagen llena de vitalidad es posible en manos de los estilistas de DIM Salón, un lugar donde los rubios perfectos y protegidos se logran con productos naturales de primera calidad, con especial esmero en cada melena.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?