AN

El cumplimiento de la Ley de Protección de Datos para tratar datos personales en referencia al uso de inteligencias artificiales

Hoy en día, cada vez es mayor el número de empresas que integran soluciones de inteligencia artificial en sus procesos de contratación.

El potencial que presentan estos sistemas para examinar conjuntos de datos masivos, detectar patrones y aprender con el paso del tiempo es la principal razón de tal nivel de adopción. Su precisión se ve reforzada por una mayor disponibilidad de datos personales en manos de las organizaciones, que se convierten en la base para determinar el resultado de la decisión.

Sin embargo, el empleo de este mecanismo para este tipo de gestiones ha derivado en problemas legales. En el ámbito del derecho a la protección de datos, el RGPD ha establecido una regulación concreta para los tratamientos cuyo objetivo sea la toma de decisiones basada únicamente en el dictamen emitido por una máquina. El artículo 22 del RGPD dota a los particulares sometidos a dichas decisiones de diferentes facultades, mostrándose como un soporte legal esencial para cualquier operador jurídico que pretenda enfrentarse a este asunto. 

Para evitar estas situaciones, Seifti ofrece soluciones integrales que ayudan a las empresas a cumplir con la Ley de Protección de Datos.

Tomar decisiones de forma automatizada y optar por el derecho de oposición

En 2020 fue publicada una guía que recogía cómo las herramientas de inteligencia artificial debían adecuarse al RGPD. El objetivo de ello es evitar la discriminación, las decisiones injustas o la denegación de un servicio o producto cuando la decisión es tomada por una máquina. Sin embargo, hasta la fecha, la controversia en cuanto a la verdadera adecuación continúa latente.

El debate gira en torno al artículo 22 del RGPD, el cual dicta en su primer apartado que “todo interesado tendrá derecho a no ser objeto de una decisión basada únicamente en el tratamiento automatizado, incluida la elaboración de perfiles, que produzca efectos jurídicos en él o le afecte significativamente de modo similar”.

En este sentido, si un tratamiento automatizado da lugar a la denegación de un puesto de trabajo, el titular de los datos personales podrá oponerse a dicho tratamiento. Es decir, puede impugnar la decisión y solicitar la contribución de una persona en el proceso para revisar la decisión tomada mediante el algoritmo. 

Seifti ayuda a cumplir la Ley de Protección de Datos

Una empresa que no cumpla con el RGPD está expuesta a múltiples consecuencias negativas. Entre estas, la pérdida de reputación, lo cual repercute de manera directa en la confianza que los usuarios tienen en la marca. También puede verse afectada en el aspecto financiero, con la imposición de multas.

Para evitar estos inconvenientes, Seifti pone a disposición sus servicios para automatizar los procesos y cumplir con la Ley de Protección de Datos. Con la ayuda de estos especialistas en el sector, las empresas pueden evitar incurrir en infracciones y estar siempre al tanto de los cambios normativos. 


Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes