AN

Crear un fondo de inversión propio gracias a la educación financiera

La importancia de hacerse responsable de las finanzas de uno mismo no es menor, a no ser que de ahora en adelante uno empiece a generar su propia riqueza o que la haya heredado.

Es muy tentadora la oferta de no tener que estudiar ni aprender nada y que un “fondo de inversión mágico” prometa un retorno garantizado semanal o mensual. Esos esquemas son los muy reconocidos como “esquemas Ponzi” o “pirámides financieras”. Los primeros en llegar cobran, se vuelven influencers, muestran sus cobros, buscan amigos y seguidores que además suman a otros, todos cobran y están felices, hasta que alguna “dificultad” llega primero como desperfecto técnico a solucionar y luego desaparecen como por arte de magia los ahorros de miles. Para aquellos que ya han sido víctimas de esto, deben considerarlo como tu ticket en el camino al aprendizaje, no hay nada que llegue sin esfuerzo y comprensión.

Tal y como afirma Simplemente Trading cada uno es el responsable de su riqueza, la libertad financiera es el objetivo. No hay que depositar lo más preciado que uno tiene, el dinero, en manos de terceros. Los planificadores financieros, los bancos, serán cosa del pasado. En EE. UU. es creciente el número de particulares que gestionan sus propios ahorros sin intermediarios, sin depender de otros y hasta gestionan posiciones desde sus apps en el móvil.

No hay que invertir porque otros lo han dicho. La educación es la herramienta para corroborar si esa información tiene sentido realmente, las decisiones informadas son las que darán la tranquilidad de saber en qué se está invirtiendo, si tiene lógica y sentido. Ningún broker puede ofrecer consejo de inversión, ni pedir más dinero para liberar el supuesto saldo de una cuenta, eso es una estafa cruda y dura. Si operar contado, sin usar el margen que proporciona el broker, no se recibirán llamadas que exijan depositar más fondos para cubrir pérdidas, lo cual resulta habitual en los CFDs o Futuros, pero no si se operan acciones o ETFs (Exchange Traded Funds) al contado.

Un fondo de inversión crece en forma exponencial cuando recibe nuevos aportes, busca oportunidades ideales para entrar y reinvierte beneficios. Ese es el modelo para seguir; empezar con un capital que no se necesite como fondo de emergencia, compremeter el presupuesto para “pagarse a sí mismo”, ahorrar en forma sostenida y regular, y reinvertir la mayor parte de los beneficios. Comprar en pánico, tomar beneficios parciales en subidas, repetir.

Cabe recordar que la inversión indexada siempre tiene una red de contención y no pierde su valor, sino que en EE. UU. crece en forma sostenida casi todos los años. Si a esto se potencia comprando en las caídas (como se te explica en el libro Gana dinero invirtiendo en ETFs Americanos), y se utilizan los ETFs de Índices Americanos que permiten duplicar o triplicar el resultado (al alza y a la baja, de ahí la relevancia de saber cuándo ingresar), se obtiene una fórmula simple para hacer crecer en forma sostenida un fondo de inversión propio.

Es importante revisar en cada localidad los beneficios que puede representar tener una cuenta de inversiones en un broker radicado en los EE. UU., se pueden tener extras que justifiquen hacer esto y diversificar las inversiones en el mayor mercado accionario del mundo. 


Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?