AN

Los consejos de Ohana Psicología para gestionar la dependencia emocional

En una relación entre personas, es común que se tienda a la búsqueda de la ayuda y el apoyo emocional.

Sin embargo, sentir una gran necesidad de estar cerca de la gente puede ser un síntoma de dependencia emocional, ya sea hacia la pareja, los amigos, los padres o cualquier otra persona con la que un individuo se relacione, lo cual puede impactar negativamente en la autoestima y el control de las emociones. Para detectar este dolor es fundamental contar con el asesoramiento de psicólogos como los que forman el equipo del centro de psicología y atención psicoeducativa Ohana Psicología.

¿Cómo identificar la dependencia emocional?

Llevar al extremo este patrón psicológico puede promover la construcción de relaciones no igualitarias, generando conflictos y conductas de control, además de afectar la autoestima y el control de las emociones de quien lo padece. Por estos motivos, resulta primordial identificar cuáles son los síntomas de la dependencia emocional para poder aprender a gestionarla. De este modo, quienes anteponen las necesidades de otras personas por encima de las suyas y sienten que no se encuentran a la altura de los demás pueden estar padeciendo dependencia emocional.

Así, estas personas actúan buscando la aprobación constante y la protección de su círculo cercano, idealizan las cualidades de sus parejas y tienden a realizar actividades que no son de su agrado para complacer al otro. Al mismo tiempo, pueden sufrir un miedo irracional al abandono y a la separación, reduciendo su vida social para demostrar lealtad y exclusividad hacia una sola persona, además de tender a asumir responsabilidad en conflictos en los que no tienen responsabilidad alguna.

Aprender a gestionar la dependencia emocional

Controlar la dependencia emocional es un proceso arduo que requiere trabajar ciertos aspectos clave como la identificación de necesidades y la asertividad, haciendo hincapié en la autoestima para no dejar en segundo plano los deseos propios. A su vez, es esencial profundizar en la autopercepción y las relaciones interpersonales, retomando el contacto con las personas que sirvan de apoyo y llevando a cabo actividades que permitan mantener la independencia y la autonomía, sin vincularse con la relación de dependencia.

Por otro lado, es necesario establecer relaciones desde el respeto y la igualdad, para no generar malestar entre ambas partes. Con este fin, el centro de psicología y atención psicoeducativa Ohana Psicología brinda a sus pacientes la ayuda profesional necesaria para conseguir el equilibrio emocional y el desarrollo personal que permita a los individuos disfrutar de una mejor calidad de vida.

Quienes hayan detectado síntomas de dependencia emocional y requieran el acompañamiento de un equipo de profesionales cualificados en la corriente cognitivo-conductual, pueden consultar la web de Ohana Psicología y solicitar una cita a través de sus distintos canales de comunicación.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?