AN

Conceptualización de campañas promocionales, con Lypsum

Las campañas promocionales están conformadas por el conjunto de estrategias que se llevan a cabo con el fin de promover el consumo de un producto y el posicionamiento de una marca determinada. La definición de la idea que rige la estrategia es el concepto de la campaña.

Lypsum plantea que, según la fórmula tradicional de la publicidad y el blended marketing, para definir la conceptualización, primero se debe conocer al cliente y sus necesidades para proponerle soluciones que serán la idea central de la campaña.

Lypsum: sembrar una idea con el emocultivo

La conceptualización de las campañas promocionales es cada vez más personal y apela más a lo emocional. Esto se produce como consecuencia directa del auge de las redes sociales y, en general, de las plataformas digitales. Para que el discurso sea más efectivo, tiene que acercarse y establecer un vínculo estrecho con el receptor.

Eso es precisamente lo que ha venido trabajando la agencia Lypsum en España, que ha dado nombre a su propia metodología de conceptualización de campañas promocionales. Lo denominan 'emocultivo' que, según el manual que publican en su propia página web, asume las ideas publicitarias como algo que hay que sembrar.

El concepto de 'emocultivo' es básicamente comunicación emocional, un discurso que apela a los sentimientos personales del receptor y busca vender experiencias más que productos. Al concebirse como algo que hay que 'plantar', la estrategia a desarrollar debe definir el momento, lugar y el cómo sembrarlas para que rindan frutos.

Planificar es la clave para sembrar adecuadamente las ideas

Lypsum es un estudio creativo que tiene más de 10 años de experiencia. Su mercado se concentra en clientes del ámbito del turismo y gastronomía, por ello han desarrollado campañas como Reencuentro y ha trabajado con clientes como Saborea España, Eurotoques, Cabildo de Lanzarote y Banc de Sang y Teixits de Catalunya, entre otros.

El trabajo de conceptualización de las campañas promocionales para Lypsum comienza con la definición de la idea y las condiciones óptimas para plantarla. En esto, aseguran que la planificación es la clave de todo. Así como los cultivos, cada idea tiene su propio tiempo de desarrollo a corto, mediano o largo plazo, dependiendo de las necesidades del anunciante y los frutos que se quieren recoger.

Después de seguir esa metodología, los estrategas y el cliente deben esperar la cosecha, que debe rendir los resultados esperados y permitir una nueva 'siembra' en un tiempo prudencial. Para Lypsum, esa metodología ha permitido ganar varios reconocimientos nacionales e internacionales por trabajos de marketing y publicidad, que según ellos es suficiente aval para abordar con autoridad este tema y una garantía de que están marcando los surcos correctos.


Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes