AN

El compromiso eco y lógico de Lamucca, los Organik Parriya

El movimiento a favor de lo orgánico y ecológico no parece dejar un solo cabo suelto en la sociedad de hoy, involucrando a construcción, coches, ropa y packaging. Desde la imposición de metas que se hizo la Unión Europea para la reducción de la huella de carbono, todas las actividades se han unido a la causa.

El sector de la restauración no ha sido la excepción. Incluso los sitios más tradicionales están optando por incluir platos orgánicos o con ingredientes ecológicos. En este sentido, la propuesta del grupo Lamucca se llama Organik Parriya, que han sido definidos como los restaurantes 'eco' y 'lógicos' de la firma.

Carta con un enfoque muy healthy

Ofelia y Alex Marín del Coso son los propietarios del grupo de restaurantes que ya cuenta con 14 locales. Todos están ubicados en algunos de los mejores lugares de Madrid, divididos en las propuestas de restaurantes Lamucca con comida internacional, La Pescadería con un ambiente de taberna contemporánea y Organik Parriya.

El concepto de este último modelo de restauración se basa en los alimentos orgánicos. Los propietarios explican que el concepto de 'organik' incluye una carta con enfoque muy healthy. Esto se traduce en carnes, pescados y verduras muy saludables, de excelente calidad y con certificación de origen.

La certificación de origen garantiza que todos sus productos son obtenidos de proveedores que usan procesos productivos naturales y ecológicos. Esta exigencia también abarca la carta de licores que se ofrece en estos locales. Ofelia Marín, socia fundadora del grupo Lamucca, dice que "el objetivo es ser ecológicos, pero sin perder el norte (…) queremos que lo eco sea variado, incluyente, sano y, sobre todo, divertido”.

Volver a las raíces del producto con la leña

Además de lo ecológico, un sello distintivo de la marca Organik Parriya es la leña. Para Alex Marín, el otro socio de la firma Lamucca la idea consiste en volver a las raíces del producto mediante el fuego. De esta manera, según él, se puede mantener la esencia de cada sabor.

Para ello, cuidan la procedencia de los ingredientes al máximo. Ambos explican que los alimentos ecológicos se cultivan de manera natural. No se usan aditivos o pesticidas de ninguna clase y tampoco se procesan. Esto les otorga un sabor natural, una textura inigualable y claramente diferente a sus alimentos industrializados.

Con las carnes ocurre igual, ya que el ganado criado de forma natural tiene menos grasas saturadas y calorías. Las granjas no utilizan ningún tipo de tratamientos químicos ni hormonas. Por su parte los pescados proceden de la pesca sostenible, mientras que el salmón es traído directamente de Escocia.

Ofelia y Alex Marín se han tomado tan en serio el tema ecológico que redactaron una declaración de intenciones donde aseguran que la preparación de los alimentos también será totalmente ecológica.


Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable