AN

Comprar marisco para Navidad, las ventajas de comprarlo con anticipación a las fechas claves

Un emblema de la comida mediterránea reconocida en todo el mundo es la gastronomía española.

Algunos de sus platos más célebres se componen de marisco, por esta razón, se trata de una de las proteínas de mayor consumo. Solo en el año 2021, en promedio, cada ciudadano consumió alrededor de 6.3 kilogramos de marisco, moluscos y crustáceos. Esta cifra suele llegar a su punto máximo durante el mes de diciembre, debido a la continuación de tradiciones católicas que prohibían hace décadas el consumo de carne roja antes de Navidad.

Actualmente, el marisco de Huelva es uno de los alimentos más solicitados en esta fecha y puede comprarse fácilmente en tiendas como Lonja de Ayamonte.

Ventajas de comprar marisco antes de diciembre

El marisco de Huelva es un plato que no debe faltar en la cena navideña de la familia española. Sin embargo, durante diciembre, el precio de este alimento puede subir de manera desproporcionada. Incluso, es posible que el ingrediente pueda escasear en los supermercados y pescaderías debido a la alta demanda. Esto hace que preparar la cena de Nochebuena pueda convertirse en un problema.

Para evitar todas las problemáticas, se recomienda comprar los mariscos con algunos meses de anticipación. De esta manera, se evitan las aglomeraciones, las colas a la hora de comprar y el estrés que eso genera.

Además, adquirir el producto por adelantado permite hacer un ahorro significativo en las compras de diciembre, ya que los precios durante octubre y noviembre suelen ser más bajos. El dinero ahorrado puede ser útil para otras compras de la época navideña.

Cómo preservar los mariscos comprados con antelación

Si se toma la decisión de comprar marisco de Huelva algunos meses antes de su consumo, es necesario guardarlo bajo ciertas condiciones. Las recomendaciones generales incluyen una limpieza profunda del congelador, esto con el fin de que ningún olor o resto de comida anterior se adhiera al marisco. Es necesario respetar las capacidades del congelador, puesto que si se llena en exceso no funcionará correctamente.

Tampoco se deben guardar productos a temperatura ambiente sobre otros que ya estén congelados, ya que estos pueden captar el calor de los nuevos. Una idea práctica que facilita la preparación es almacenar cada alimento en recipientes transparentes con etiquetas que especifiquen su nombre y fecha de compra.

Por otro lado, cada tipo de marisco se preserva de manera diferente. En el caso de las nécoras, centollo y buey, se deben cocer antes de congelarse. Para ello, es necesario envolver los productos en un paño humedecido con el caldo de cocción, con un film transparente y por último, con papel periódico. Por su parte, los bivalvos, berberechos, almejas y navajas se pueden congelar crudos, se recomienda también envolverlos en film o envasarlos al vacío.

Para garantizar la calidad del marisco también es conveniente acudir a una tienda que ofrezca productos frescos como Lonja de Ayamonte. El comercio online ofrece una amplia variedad de productos del mar frescos y a precios accesibles.


Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?