AN

Cómo reducir la Energía Reactiva con GESTEIN

La energía reactiva es imprescindible para el funcionamiento de ciertos equipos como ascensores, bombas de agua, cámaras frigoríficas, entre otros. Si el consumo no es muy elevado, no se paga ningún cargo en la factura eléctrica, sin embargo, si supera un cierto valor mensual, la distribuidora de luz cobrará una penalización.

Las baterías de condensadores son la solución a este recargo. Consisten en un dispositivo eléctrico para compensar el desfase entre la tensión y la intensidad en la instalación eléctrica. En este caso, la consultora GESTEIN ofrece estas soluciones para reducir la demanda de energía reactiva de la red eléctrica.

Energía reactiva: cómo afecta en la facturación eléctrica y cómo eliminarla

La energía reactiva suele estar presente en grandes industrias. Se mide en kilo voltio-amperio por hora (kVArh) y su exceso se carga en la facturación de la red eléctrica. Además, puede ser energía reactiva capacitiva o energía reactiva inductiva. Ambas se compensan a sí mismas, con lo cual, al final, solo puede quedar energía de uno de estos dos tipos.

Según lo establecido en el Real Decreto 1164/2001, si la energía reactiva inductiva que aparece en la instalación es inferior a cierto límite de la energía activa utilizada, no habrá un cobro por el exceso. Sin embargo, si se supera este límite, se debe pagar por cada kVArh extra. Por lo tanto, la opción más rentable para las empresas es compensar la energía reactiva inductiva instalando una batería de condensadores.

Detectar este tipo de energía a través de la IA de GESTEIN

La Inteligencia Artificial de GESTEIN, ODIN, es capaz de detectar esta energía aunque no aparezca en las facturas estudiadas. "Esto es crucial, ya que a veces el consumo de reactiva es estacional y no siempre se ve analizando solo la última factura", explican desde GESTEIN.

El precio de estos equipos depende tanto de la marca como de las características de la instalación eléctrica donde vaya a funcionar. GESTEIN ofrece alternativas de financiación para comprarla, con lo cual se puede pagar simplemente con el dinero ahorrado en energía reactiva, desde su instalación. 

Los clientes con grandes carteras y distintos locales podrán tener una visión clara de la duración y fase de la instalación. "Además, nuestro equipo de expertos analizarán el buen funcionamiento de la instalación y el cumplimiento de las expectativas de ahorro". GESTEIN pueden estudiar cada caso para determinar el número de baterías que necesita la instalación y cuánto de rentable serán.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?