AN

Cómo controlar el exceso de compras en Navidad, de la mano de Mariola Fernández

Diciembre es el mes en que los consumidores hacen más compras compulsivas. Esta tendencia ocurre, en gran medida, en los días festivos que se acumulan en este mes. Y aunque es lícito querer hacer un buen regalo o darse un capricho al acabar el año, eso no implica tener que gastarse grandes sumas de dinero en productos innecesarios. Para reducir el impulso de las compras navideñas, la Dra. Mariola Fernández Sánchez muestra las técnicas que permiten controlar este problema en su espacio Psicología y Género.

Razones por la que surge el exceso de compras en Navidad

Los seres humanos están programados para satisfacer sus necesidades básicas. Según la pirámide de Maslow, necesitan comer, vestirse y dormir como principales requisitos para existir, pero también, forman parte de esta pirámide las necesidades de pertenencia al grupo y reconocimiento. Y a este respecto, el mercado actual pone a disposición de los consumidores toda una serie de recursos para lograr satisfacer dichas necesidades.

Ya sea en tiendas online o en un centro comercial, la Navidad es la época donde se hacen más compras, ya que la mente reconoce que es un espacio común en el que compartir necesidades de afiliación con los demás, y al cerebro le encantan satisfacer tales menesteres.

Todo esto, agregado a los bonos navideños con los ahorros de los doce meses anteriores, crean el escenario perfecto para tener un exceso de compras en Navidad.

Sin embargo, existen métodos para controlar la compulsión, tanto en Navidad, como en cualquier mes del año. La Dra. Mariola Fernández Sánchez recomienda establecer una relación consciente entre la compra y la verdadera razón por la que se quiere adquirir.

Herramientas para controlar las compras compulsivas

Antes de comprar un producto es importante preguntarse si realmente se necesita. Este paso permite asimilar si ya se cuenta con una pieza parecida o si quizá se puede usar en varias ocasiones o, tal vez, si ese gasto va a mejorar algún aspecto de la vida; y así, seguir respondiendo diferentes preguntas que determinan si una compra se efectúa de forma inteligente.

Después de responder estos interrogantes, la persona tiende a percatarse de que un gran porcentaje de las compras son innecesarias, se emplean pocas veces y al final del día se quedan en el armario.

Controlar las compras compulsivas tiene numerosos beneficios. No solo permite ahorrar dinero, sino que también se evita la acumulación de objetos. Sin embargo, muchas personas tienen dificultades para darse cuenta. Es por ello que en el espacio Psicología y Género se puede obtener más información por medio de la Dra. Mariola Fernández Sánchez, profesional en el área, y profundizar en los matices del exceso de compras en Navidad.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?