AN

Colombia, un destino para la inversión, por Ismael Enrique Arciniegas Gómez

El flujo de capitales extranjeros a Colombia ha aumentado de manera exponencial en los últimos años de tal manera que en el primer semestre de 2022 llegó a los USD5.889 millones y creció el 77 % frente al mismo lapso de 2021.

Por ello, Ismael Enrique Arciniegas Gómez, gerente de ALM ABOGADOS, una empresa que ofrece servicios de asesoría legal y que forma parte de la lista de servicios de PROCOLOMBIA, entidad del gobierno encargada de promover la inversión, ofrece algunos elementos para abordar el tema.

Clases de inversión extranjera

La inversión extranjera en Colombia se clasifica en inversión extranjera directa, que es aquella que se realiza como contribución al capital de una empresa constituida en el país, o de portafolio, que es la que se efectúa a través de fondos de inversión de capital extranjero en acciones y otros valores negociables en el mercado público de valores.

Según el Doctor Ismael Enrique Arciniegas Gómez, “la inversión extranjera recibe el mismo tratamiento que la nacional. No se admite, por lo tanto, la imposición de condiciones ni tratamientos discriminatorios a los inversionistas extranjeros. La inversión extranjera es bienvenida en todos los sectores de la economía, salvo en los siguientes, en los cuales está expresamente prohibida: actividades de defensa y seguridad nacional; y en el procesamiento, disposición y desecho de basuras tóxicas, peligrosas o radiactivas, no producidas en el país”.

Derechos adquiridos por el titular

Como consecuencia del debido registro de la inversión, el titular de la misma adquiere los denominados derechos cambiarios como: (i) enviar al país exterior las utilidades líquidas obtenidas gracias a la inversión, (ii) la posibilidad de reinvertir las utilidades alcanzadas o retenerlas como superávit, (iii) capitalizar las sumas con derecho a giro, (iv) remitir al exterior las sumas recibidas como producto de la enajenación de la inversión dentro del territorio del país, de la liquidación de la empresa o del portafolio o de la reducción de su capital.

El Doctor Ismael Enrique Arciniegas Gómez enfatiza lo siguiente: “en Colombia no existe control de cambios, pero sí un régimen cambiario que hace que el inversionista deba registrar correctamente su inversión para garantizar el canal que le va a permitir el retorno de la misma y, por lo tanto, es necesario contar con asesoría legal o contable”.

Una serie de beneficios

Colombia, desde los años 90, ha implementado una serie de beneficios a la inversión extranjera entre los que se encuentran el régimen de zonas francas, incentivos a las mega inversiones, el Plan Vallejo, inversiones en agroindustria y energías renovables.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?