AN

El cobro de morosos permite conseguir liquidez a las pymes

La morosidad es un problema que afecta a la liquidez de todas las empresas en general, especialmente a las pymes, ya que en un principio, estas dependen de todos sus ingresos para lograr crecer. Además, en tiempo de crisis, los clientes con retrasos en sus pagos suelen convertirse en un problema cuando estos no desean cancelar. Para evitar esto, Grupo Intercobros ofrece a las pymes un equipo de expertos en cobro de morosos que se encargará de tratar con los deudores de forma rápida, estratégica y eficaz.

Las pymes y el problema con el cobro de morosos

Las pequeñas y medianas empresas de España se han visto afectadas gravemente por la morosidad, la cual a muchas incluso ha llevado a la quiebra. Cada año, se registran pérdidas considerables en las pymes a causa de sus deudores, lo que retrasa en gran medida su progreso y evita que tomen nuevas oportunidades o proyectos. Además, este tipo de empresas son más susceptibles a los impagos porque no cuentan con la infraestructura necesaria para cubrir los mismos o solventar cualquier crisis financiera. Por lo tanto, en los momentos que necesitan ganar la mayor liquidez posible, solo se ven estancadas y terminan por endeudarse, vender acciones, cerrar locales, perder reputación de marca, etc. Los abogados y demás profesionales de Grupo Intercobros se enfocan en ayudar a las pymes a resolver estos problemas de morosidad al tratar con los deudores y recuperar el dinero de sus facturas impagadas. Además, pueden realizar este servicio de forma totalmente online, lo que permite a las pymes ahorrar mucho tiempo y dinero.

Soluciones para la morosidad e impagos presentes en las pymes españolas

Grupo Intercobros centra gran parte de sus servicios en recuperar la liquidez para las pymes, ayudándolas a resolver las situaciones de morosidad en el menor tiempo posible. Esto incluye el cobro de facturas impagadas, el cual es llevado a cabo por expertos en el sector que saben cómo gestionar y abordar con éxito cualquier proceso. Para solicitar este servicio experto, solo hay que rellenar un formulario en la página web de la empresa. No existe límite en la cantidad de facturas impagadas para las empresas o particulares y estas serán tomadas en cuenta aun si tienen más de 1 año de antigüedad. Una vez se realiza dicha solicitud y el usuario se da de alta, el siguiente paso es subir cada uno de los recibos o facturas por pagar, los cuales se podrán monitorizar en todo momento.

Actualmente, las pymes españolas tienen la opción de contratar servicios profesionales para solucionar todos sus problemas de morosidad con el fin de evitar el cierre de sus locales o la pérdida constante de tiempo, dinero y su reputación ante sus clientes e inversores.


Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?