AN

Científicos de MIM HABITS recomiendan tratar la microbiota comiendo pan

La buena alimentación es primordial para tener calidad de vida y gozar de buena salud. En ese sentido, es conveniente encontrar alternativas efectivas para nutrirse de forma adecuada que supongan un tratamiento en sí mismo.

Uno de los alimentos emblemáticos a nivel global es el pan, ya que ha sido consumido desde tiempos milenarios. Una reinvención acertada de este producto básico es el pan desarrollado por científicos de MIM HABITS que tiene la finalidad de equilibrar la microbiota intestinal. Se trata de un postbiótico que contiene microorganismos inanimados que contribuyen a la salud del organismo. Dicho producto se comercializa en tres presentaciones: Immunity Boost, Bowel Balance y Stress Relief.

Tratamiento más que saludable de pan ecológico con masa madre

El pan con masa madre desarrollado por el equipo de expertos de MIM HABITS supone una verdadera revolución en el sector de los alimentos funcionales que aportan beneficios más allá de las propiedades nutricionales que incluyen. Dicho producto, además de tener un sabor agradable al paladar es saludable, es un tratamiento de mediana duración que debe ser llevado a cabo con constancia, consumiendo diariamente una cantidad de pan para evidenciar resultados tanto a corto como a largo plazo.

El tiempo medio del tratamiento con este pan oscila entre las 3 y 4 semanas y se recomienda seguirlo durante al menos 3 meses. El pan Immunity Boost contiene jengibre y cúrcuma, ingredientes que contribuyen a prevenir enfermedades inflamatorias y refuerzan el sistema inmune. Por su parte, el pan Bowel Balance incluye harina de centeno integral y semillas de lino en su fórmula para ayudar a optimizar el funcionamiento del tránsito intestinal. Entre tanto, el pan Stress Relief reduce los niveles de estrés y ansiedad con propiedades naturales que permiten conciliar el sueño para tener un descanso reparador.

La importancia de la constancia en los tratamientos con alimentos funcionales

Consumir con frecuencia los alimentos que suponen un tratamiento saludable permite suplir al organismo de los componentes necesarios para su correcta función y protegerse de todo tipo de patologías, al subir las defensas.

Las tres variedades de pan de MIM HABITS son postbióticos, es decir, contienen microorganismos imprescindibles para la microbiota intestinal y, por ende, para la vida. La función de estos es suplir al intestino de células microbianas desactivadas como las que se encuentran en él de forma natural para regular el tránsito intestinal, tener una buena digestión y absorber los nutrientes de forma adecuada.

El equipo de científicos avalados que certifican la calidad del pan de MIM HABITS recomienda la ingesta diaria de 2 rebanadas de forma prolongada para evidenciar mejoría en el sistema inmunológico, el estado de ánimo, el tránsito intestinal y la salud en general. Con la puesta en marcha de este tratamiento con pan, se facilita la conversión de sustancias dañinas en elementos de menor nocividad para el organismo y, por ende, se reducirá la propensión a sufrir un gran número de enfermedades.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?