AN

Caso real ganado, querella por injurias y calumnias en Facebook

¿Qué ocurre si alguien recibe insultos, injurias, amenazas o calumnias en las redes sociales?

Antes de nada, ¿qué es una injuria y la calumnia? La injuria es un hecho o insulto que ofende a una persona por atentar contra su dignidad, honor o credibilidad. La calumnia es la acusación falsa de un delito a alguien. Cuando estos hechos son injustos y se hacen de forma pública, puede ser denunciado.

Nada mejor que un caso real que ya ha sido juzgado y con éxito para el Laboratorio de Peritos Informáticos. D. Ángel González, director de GlobátiKa Lab, gabinete de Peritos Informáticos, habla sobre el tema.

¿Se puede una persona querellar por injurias y calumnias por daño moral y psicológico?

Recientemente, hemos trabajado en un caso que se hizo viral, donde una señora se grabó para insultar y amenazar a un conocido con el que había mantenido una relación sentimental en el mismo municipio. Estos vídeos los colgó en la red social Facebook con carácter público y tuvieron más de 1.000 visualizaciones en pocos minutos, además de ser rápidamente compartidos a través de otras redes y aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp. Esto provocó un daño enorme a la víctima y su familia.

D. Ángel González, ¿cuál es el proceso para poder denunciar ante injurias y calumnias en internet?

Lo primero es contar con un buen abogado experto en delitos tecnológicos, para este tipo de casos es muy importante tener en cuenta que las pruebas son digitales y, por tanto, no se pueden presentar en papel ante el juez. Se necesita, pues, que un perito judicial informático realice un informe pericial informático y un acta opcional por parte de un notario.

D. Ángel González, director de GlobátiKa Peritos Informáticos, habla sobre cuál es el proceso de certificación de este tipo de pruebas en este caso de éxito:

Una vez que el caso entró, se le asignó a un perito informático que, siguiendo la normativa, realizó de forma urgente un informe pericial informático con el acta de extracción de las publicaciones en Facebook donde estaban los vídeos, así como los mensajes privados en los que esta señora había amenazado e increpado a la víctima. Es muy importante realizar el análisis informático con carácter urgente, existe un alto riesgo de que se borren las publicaciones en la red social y, por tanto, se eliminen las pruebas que soportan la denuncia y los hechos. Cada vez son más los abogados tecnológicos que trabajan mano a mano con los peritos informáticos de GlobátiKa Lab para la certificación de pruebas digitales.

¿Cree usted que los despachos son conscientes de la importancia de peritar las pruebas digitales?

En parte sí y es que, cada vez más, existe la necesidad de recurrir a estos profesionales debido a que el ámbito digital está presente en nuestro día a día y tenemos multitud de datos personales o de empresa que, al estar en un ordenador, en los teléfonos móviles o en la nube, precisan del trabajo de un buen perito informático para poder ser certificados y presentados estos como pruebas correctas en los procesos judiciales de cualquier índole, ya sea penal, civil, laboral, etc.

¿Cómo ha evolucionado el ámbito legal y las peritaciones informáticas con el paso de los años?

Ángel González indica que “Nuestro trabajo evoluciona constantemente. Nuevas técnicas, nuevos retos, nuevas máquinas. Nosotros estamos a la última en el laboratorio. La formación de cada perito informático es fundamental. Pero nos encontramos con la barrera de que la legislación va muy por detrás y tenemos que hacer incluso programación a medida en muchos asuntos para poder hacer esa traducción necesaria de un código fuente, de un programa, de un dato, para que el abogado pueda calificarlo legalmente como pueda. Ese reto nos mantiene vivos e ilusionados”.

D. Ángel, ¿y cómo se especializaron ustedes en la peritación informática?

Nosotros llevamos en el mercado de las telecomunicaciones y de la informática desde el año 2002. Siempre formándonos y aprendiendo. En el año 2009 tuvimos nuestra primera investigación informática por un tema laboral y luego contra una compañía de seguros. Ahí empezamos a formarnos específicamente. No había nada al respecto y a partir del 2011 ya se empezaron a crear contenidos específicos. Hoy ya hay profesionales de este tipo de materias a nivel pericial informático, pero el recorrido nunca es fácil. Actualmente, nuestros profesionales cuentan anualmente con, al menos, dos formaciones específicas más las opcionales.

D. Ángel, ¿cómo ve la evolución y la necesidad de contar con el servicio de los peritos informáticos en los últimos años?

Muy creciente. En Sevilla hace 9 años éramos literalmente 3 y hoy decenas. Pienso que es una profesión y negocio en auge y es que casi todos los procedimientos tienen alguna prueba digital. Por lógica, es un nicho que crecerá mucho en los próximos años y nosotros los letrados necesitaremos de sus servicios para poder ejercer nuestro trabajo y defender correctamente a nuestros clientes.

Y, por último, Ángel, ¿cuál es la parte que más te gusta de tu trabajo?

Hacer constantemente cosas diferentes y ayudar a personas. Soy una persona que tiene una visión de las empresas un poco peculiar y, sobre todo, solidaria. Eso sí, realizar retos intelectuales y tener ideas y desarrollarlas es lo que más me estimula. Me encanta ser un artesano en mi profesión.

Me encanta usar mis habilidades de desarrollo para automatizar procesos y abaratar costes de los peritajes, usar mis conocimientos en OSINT para aumentar el alcance y resultados que muchos otros no se atreven, asesorar a abogados en interrogatorios y estrategias, y usar mis dotes y experiencia dando clases y debates para ratificar y hacer careos.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?