AN

Camperización de furgonetas de la mano de los especialistas de Furgomanía

Las ventas de furgonetas han aumentado considerablemente en los últimos tres años. En este sentido, una gran parte de los compradores recurre a la camperización de furgonetas. Esta técnica consiste en adaptar el interior del vehículo para su uso a modo de vivienda.

Para ello, el cámper se debe acondicionar con muebles que ocupen poco espacio y que sean fáciles de montar. Se trata de una opción idónea para realizar rutas sin tener que invertir en sitios para quedarse a dormir y en este contexto, empresas como Furgomania, ofrecen sus servicios en forma de kits autoinstalables a los interesados en adentrarse en esta maravillosa tendencia. 

Cuentan con una notable diferencia con el resto de empresas, no modifican nada el vehículo, lo dejan tal cual viene de fábrica y simplemente envían al cliente a casa unos muebles que encajan en el vehículo a la perfección. Además, se instalan sin herramientas y no es necesario homologarlos en ITV.

¿Qué significa camperizar una furgoneta?

A la hora de camperizar una furgoneta, la zona de dormir es lo más importante. 

Uno de los criterios básicos para la camperización de una furgoneta es que la cama sea lo más amplia posible. Para ello, lo ideal es utilizar el ancho total de la furgoneta. A veces, uno se excede al incorporar demasiados muebles a la hora de camperizar. La furgoneta debe mantener siempre la mayor capacidad de carga posible aunque esté camperizada.

Hay opciones de cama que forman parte del vehículo durante todo el día y otras que se pueden desmontar y guardar. Estas últimas permiten optimizar el espacio de mejor manera.

Otro aspecto que se debe tener en cuenta en el momento de la camperización es el almacenamiento. En este sentido, contar con módulos extraíbles o módulos donde se puedan guardar los objetos de uso cotidiano ayudará a mantener un buen orden.

También hay cosas imprescindibles como cocinar, ducharse o ir al baño, hay versiones de gas que pueden ser fijas o portátiles. Esta última es la opción más recomendada en furgonetas camperizadas. Algunos kits autoinstalables son un 4 en 1 wc con inodoro, baúl, nevera o fregadero. Por último, la transformación de una furgoneta puede incluir una pequeña mesa que servirá de comedor y como lugar de ocio o trabajo remoto. 

Los pasos para camperizar una furgoneta

Transformar una furgoneta es un reto que requiere conocimiento y planificación, si uno se quiere lanzar a este mundo, debe saber que tiene varias opciones. En el mercado se pueden encontrar furgonetas camperizadas de segunda mano o totalmente nuevas pero con un precio más elevado. Estas opciones permitirán entrar a vivir desde el primer momento, la desventaja además del precio, es que están personalizadas por otras personas y con el estilo de otras personas.

Otra alternativa más fácil y rápida es contratar a una empresa especializada. Una de las más recomendadas en el ámbito nacional es Furgomania, ya que ha diseñado kits autoinstalables que incluyen cama y no requieren herramientas. Todos los muebles de la compañía son hechos a medida de acuerdo con la marca y modelo de la furgoneta. La elección de los accesorios y los muebles dependerá de las necesidades y preferencias del cliente. 


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?