AN

Los beneficios de comprar un inmueble a través de inmobiliarias en Bogotá

El proceso de compraventa de cualquier tipo de inmueble es complejo y abarca una gran cantidad de factores financieros y legales relevantes, los cuales son difíciles de tramitar por personas sin conocimiento ni experiencia en el área. 

Hoy en día, es posible contar con la ayuda y asesoría exclusiva de ciertas inmobiliarias capaces de agilizar y facilitar este tipo de transacciones. En este sentido, B&R Inmobiliaria en Bogotá se posiciona en la actualidad como una de las empresas más destacadas en el mundo de bienes y raíces, por su amplia trayectoria y la excelente atención que presta a todos y cada uno de sus clientes.

¿Cuáles son los beneficios de comprar a través de inmobiliarias?

En primer lugar, para que la compra se realice, es indispensable que la propiedad sea del agrado del cliente y que, además, cuente con todas las especificaciones deseadas por el mismo.

Al utilizar los servicios de una inmobiliaria profesional, es posible agilizar el proceso de búsqueda y conseguir precios razonables y competitivos. Esto se debe a que la atención personalizada que brindan esta clase de empresas se enfoca en complacer a sus clientes, adaptándose a todo tipo de presupuestos o requerimientos.

Asimismo, la agencia inmobiliaria se encarga de realizar las revisiones referentes a la electricidad, los servicios de agua y de infraestructura. De esta manera, se certifica que la compra del inmueble cuenta con la calidad solicitada. Todas esas garantías vuelven el proceso de compra más sencillo y sin preocupaciones para el comprador.

La agencia B&R Inmobiliaria en Bogotá destaca por ofrecer todas esas facilidades a sus clientes. Los asesores expertos en el área brindan una atención rápida y acompañan a los compradores durante todo el proceso. Asimismo, cuentan con diferentes métodos de visitas guiadas para adaptarse a las necesidades de cada persona y ahorrar tiempo con soluciones efectivas.

B&R Inmobiliaria en Bogotá, expertos en compras y ventas

Dada la cantidad de factores y procesos que implica este proceso, gestionar la compra de un inmueble puede ser sumamente abrumador y estresante. Sin embargo, tener asesores especializados como los que forman parte de B&R Inmobiliaria en Bogotá es sumamente útil para el comprador, ya que los mismos se encargan de guiar al cliente durante toda la transacción.

Desde su creación en el año 2000, el principal norte de B&R Inmobiliaria en Bogotá ha sido crear un espacio de apoyo para los compradores. De esta manera, la destacada experiencia de sus asesores en todas las áreas relacionadas en la compra y venta de inmuebles en la ciudad de Bogotá los acredita como óptimos ayudantes. Esto se debe a su capacidad de asegurar una compra óptima, fácil y efectiva.

Comprar una casa usada en Colombia

Una de las razones por las que el valor de venta de una vivienda puede variar es su tiempo de uso. En muchos casos, este es uno de los motivos por los que las personas que deciden adquirir una propiedad buscan las que hayan estado en uso. Existen unos pasos para comprar una casa usada en Colombia.

Cuando se planea adquirir un inmueble siempre se busca el más adecuado, que se adapte a las necesidades y, lo más importante, que se ajuste al presupuesto de quien lo planea. Comprar una propiedad usada puede ser, en ocasiones, una excelente opción en cuanto a adquisición de inmuebles.

Las propiedades que tienen muchos años en uso, sobre todas las casas que tienen muchos años de antigüedad, tienden a tener valores de venta mucho menores que los proyectos nuevos, incluso estando en zonas de alto nivel social y contando con un área cuadrada bastante elevada.

Pero, es importante tener en cuenta diversos factores para que la adquisición sea efectiva. A continuación, se muestran los pasos para comprar una casa usada en Colombia:

Inspeccionar la casa

Uno de los aspectos imprescindibles cuando se planea adquirir una vivienda usada es realizar una revisión previa a su compra, en vista de que estas propiedades normalmente tienen detalles, muchos más frecuentes en la infraestructura, por lo que se debe prestar mucha más atención a estas características.

Revisar el estado de puertas, ventanas, tomas de electricidad, las tuberías de gas y agua, y todas las demás características que se puedan observar, por lo que se recomienda visitar el inmueble en diferentes horas del día para precisar todos los detalles.

Este es un paso fundamental antes de adquirir una propiedad que ya tenga años en uso, en vista de que, si se presentan muchos desperfectos en los diferentes aspectos mencionados, se tendrá que tener un presupuesto que vaya destinado a la remodelación y reparación de los mismos.

Seguridad de la búsqueda

A diferencia de propiedades modernas y recientes, las casas usadas son comúnmente ofertadas por sus propios dueños, en lugar de usar como medio de venta a una agencia inmobiliaria, ya que esto afectaría mucho más al precio del inmueble.

Por ello, uno de los pasos para comprar una casa usada en Colombia más importantes es percatarse o asegurarse de quién es el dueño real de la propiedad y que este tenga todos los papeles al día, donde se pueda verificar este hecho y así evitar estafas.

Certificado de tradición y libertad de la propiedad

Con respecto al paso mencionado anteriormente, se encuentra un documento legal con el que se puede tener veracidad sobre el propietario actual de la vivienda. Se trata de un certificado en el que se establecen diferentes aspectos legales vinculados con la propiedad.

En este documento, se expone quién es el propietario legítimo y actual de la casa. A través de este, se puede saber, además, si alguna vez fue embargada, si está en medio de algún conflicto legal, si pertenece a un patrimonio familiar y cuáles fueron las características de su construcción.

Por ende, la solicitud de este documento se convierte en un paso primordial para conocer el estado legal de la vivienda posterior a realizar la visita y revisión de la misma.

Encontrar la mejor ubicación

Cuando se decide comprar una propiedad usada, por lo general, lo que se espera es que esta tenga un valor más bajo que otras viviendas más nuevas, ya que este es un aspecto muy característico de este tipo de viviendas. Lo más sensato sería buscar en barrios y zonas bien ubicadas, donde se puedan tener mejor acceso a la ciudad.

En comparación con casas modernas y menos antiguas, estas propiedades usadas suelen ser más accesibles, aun estando en el mismo barrio, e incluso podrían tener una mayor área que las anteriores. Por lo que encontrar la mejor ubicación es uno de los pasos para comprar una casa usada en Colombia.

Se deben hacer preguntas sobre la vivienda

Los pasos anteriores no son suficientes para corroborar el estado de una propiedad usada. Para asegurar que la compra de dicha propiedad sea factible, se deben realizar una serie de preguntas a sus actuales dueños. Estas deben ser preguntas que estén relacionados con el estado actual de la casa.

Como por ejemplo, ¿Por qué se está vendiendo la vivienda?, ¿Hay algún motivo específico por el cual esté en venta?, ¿La casa fue hipotecada alguna vez?, ¿Actualmente tiene alguna deuda?, ¿Tiene algún desperfecto en su estructura?, o ¿Cuántos años tiene desde su construcción?

Esto se realiza con el fin de responder cualquier duda que se tenga y evitar cualquier inconveniente o malentendido que se pueda presentar en el futuro.

Los vecinos

Si bien los pasos para comprar una casa usada en Colombia mencionados anteriormente son muy importantes, en ocasiones, las respuestas que se requieren de esta pueden encontrarse en un tercero.

Preguntarle al vecino sobre aspectos relacionados con la casa que se desea comprar puede traer muchas respuestas sinceras, ya que puede responder a las preguntas que se le realicen sin ocultar ningún punto sobre esta.

Presupuesto para trámites

En el caso de verificar que todos los documentos de la vivienda estén en buen estado y que esta se adapte a las necesidades de quien desee comprarla, se debe tener en cuenta que dentro del presupuesto que va destinado a la compra de la casa es necesario agregarle un valor adicional destinado a los trámites.

Sin importar si la casa es usada o es nueva, existen tramitaciones legales que hay que pagar, como lo son la certificación de tradición y libertad, impuestos de beneficencia, elaboración de escrituras y demás documentos notariales.

Teniendo en cuenta esto, destinar parte del presupuesto de la compra de la casa a los trámites legales es de gran importancia para evitar posibles problemas, porque el valor de la vivienda puede adaptarse al presupuesto, pero sin el dinero suficiente para los trámites de esto no se logrará concretar la compra.


Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?