AN

Aumentar el engagement a partir de formaciones a medida

El liderazgo empresarial ha sufrido una serie de transformaciones en la última década. El concepto de líder cada vez tiene menos relación con la figura autoritaria y coercitiva que solo puede generar ambientes de trabajo tensos, decrecimiento de la productividad y aumento de las bajas por salud mental. El líder actual debe aprender a crear entornos emocionalmente seguros, caracterizados por un ambiente de confianza recíproca en la que los equipos de trabajo pueden desatar su potencial.

Esta perspectiva es una de las predominantes hoy en día en la formación para empresas, diseñada por Benjamín Porras, Psicólogo y experto en Comunicación, quien enfoca sus programas en este nuevo concepto de liderazgo emocional. Un liderazgo que pretende enfatizar la importancia de las relaciones humanas entre los líderes y sus equipos de trabajo.

Un nuevo enfoque formativo en liderazgo empresarial

La carrera de Benjamín Porras cuenta con una profunda experiencia en la consultoría y formación para empresas, habiendo diseñado e impartido programas para algunas de las compañías nacionales e internacionales más relevantes. A lo largo de su trayectoria, ha recopilado una gran cantidad de conocimientos sobre la gestión del talento humano y sobre las amenazas que lo ponen en peligro. Este aprendizaje continuo le ha permitido desarrollar una metodología de alto impacto para las empresas, capaz de adaptarse a las condiciones particulares de cada organización, con el fin de generar un alto nivel de engagement en sus empleados.

Esta formación personalizada a las necesidades particulares de cada equipo se enfoca en diversas habilidades transversales: la inteligencia emocional, especialmente la capacidad de autorregular los niveles de estrés dentro del entorno laboral, así como la habilidad para crear sinergias eficientes entre compañeros y departamentos; la resolución de conflictos en situaciones críticas; la psicología detrás de la venta y la negociación; liderazgo emocional y cohesión de equipos.

La instauración de estas soft skills permite establecer un ambiente sano, articulado y seguro, que puede aumentar la productividad de la empresa hasta en un 30 %.

La importancia de las nuevas visiones en liderazgo

Los líderes empresariales, en muchas ocasiones, tienden a priorizar los objetivos financieros o cuantificables sobre la calidad humana de las relaciones interpersonales. Este enfoque puede parecer efectivo a corto plazo, cuando esos resultados se logran, pero puede provocar adversidades graves a largo plazo. El deterioro de la calidad del ambiente de trabajo, la pérdida de talento humano valioso para la empresa e incluso una disminución masiva del rendimiento, son problemas habituales en las compañías que no cuidan de su mayor activo. Esto se debe a que, si bien el factor humano puede parecer secundario, es un elemento estructural para el crecimiento y la sostenibilidad económica de la empresa.

Por esta razón, los programas formativos personalizados de Benjamín Porras permiten optimizar ese rendimiento a nivel integral, desde las capacidades de cada individuo hasta la articulación entre los equipos de trabajo en la organización.


Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable