AN

Los alumnos la escuela de Madrid de Kenpo, El Dojo, vuelven a proclamarse campeones de España

La escuela de artes marciales El Dojo es especialista en Kenpo Kai, un arte marcial tradicional japonés que se centra en la defensa personal, que ayuda a desarrollar la agilidad, coordinación, disciplina y fortaleza del espíritu y a mantenerse en forma. Ejemplo de ello son los alumnos de El Dojo, que forman parte de la Selección Madrileña de Kenpo y que han vuelto a conseguir podio en el Campeonato de España en Granada, el pasado 4 de marzo.

Acudieron, de esta escuela del barrio madrileño de Prosperidad, como competidores de la Selección Madrileña de Kenpo: Enmanuel Centurión, Jorge Mateos Aparicio, José Luís Ortiz Zamorano, Sofía Platas Pita, Miguel Torres Landaburu, Diego Wencong Maestro, Alberto Salido López, Jaime Plaza Morales y Miguel Pérez de la Puente. Como entrenadores, fueron Danilo Jude Bardisa y Marta García Platas.

La participación del equipo se saldó con 12 medallas y con un excelente sabor de boca para la expedición del equipo en tierras granadinas. Los miembros de El Dojo de Prosperidad, quienes siguen sus entrenamientos, tienen un campeonato más en Navarra en el mes de mayo, antes de dirigirse al Campeonato Mundial de Kenpo Kai en Japón este verano

Siguen su preparacion a manos del director de la escuela Danilo Jude Bardisa, actual campeón del mundo de Kenpo Kai. Danilo cuenta que "la competición es solo una pequeña parte del arte marcial que practican" y se siente orgulloso de los alumnos que compiten, debido a la actitud mental que llevan a estos eventos deportivos, sin dejar que el espíritu competitivo afecte al espíritu de su escuela, al compañerismo que tienen y, ante todo, al objetivo principal: aprender y divertirse.

Los alumnos realmente compiten por ver de lo que son capaces, pero sobre todo por conocer a gente nueva, que comparte la misma afición que ellos, por comer y por viajar. "Los resultados ya vendrán, dan siempre el 210 % en clase", dice Danilo Jude Bardisa, que lleva enseñando Kenpo Kai más de una década. "Nuestro objetivo principal es estar equilibrados. De manera regular, esta actividad permite liberarse del estrés y olvidarse por unos minutos u horas de las obligaciones laborales y familiares que generan, en muchas ocasiones, problemas de salud", afirma Danilo.

Por otra parte, el respeto, la confianza y la disciplina son tres de las cualidades que El Dojo le atribuye al Kenpo Kai. Este deporte también vigoriza el sistema inmune, reduce los niveles de ansiedad, agudiza los reflejos, mejora el equilibrio y es muy útil para adquirir habilidades de defensa personal. A través de su página web o de su teléfono, la escuela madrileña ofrece más información sobre la práctica de esta disciplina y se pueden generar reservas para quienes deseen tener una nueva experiencia marcial. Niños desde los 5 años, hombres y mujeres se están animando cada vez más a practicar este arte marcial que forja bienestar mental y espiritual y permite conectar con la fuerza interior.


Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable