AN

El acondicionamiento acústico en los centros educativos es importante, por Absotec

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la contaminación acústica es la segunda causa ambiental que más afecta a las personas. Concretamente, en el caso de los estudiantes, la OMS considera que un ambiente agresivo tiene un ruido mayor a los 40 decibelios. Por su parte, en la legislación española está establecido que el ruido máximo en las aulas debe ser de 40 dB y que en las zonas comunes de los centros educativos pueden llegar a los 60 dB. Sin embargo, según un estudio realizado en el 2016, 431 de 1115 centros de educación analizados superaban los 60 dB.

Ante esta situación, es imperante que las escuelas realicen un acondicionamiento acústico. Esto es posible instalando materiales absorbentes para centros educativos en sitios estratégicos y contando con la ayuda de especialistas como la empresa Absotec.

¿Por qué se deben acondicionar acústicamente los centros educativos?

En los centros escolares transitan y conviven un gran número de personas, lo que genera diversos sonidos que reverberan en las superficies de mesas, sillas, ventanas y suelos. A esto se le conoce como contaminación acústica, la cual tiene diversas consecuencias en la salud de estudiantes y profesores. Además de evitar que se entiendan las lecciones y conversaciones, produce estrés, ansiedad, falta de concentración, fatiga, falta de motivación y finalmente, baja el rendimiento académico de los alumnos.

La solución es reducir el ruido que se genera en los espacios. Al respecto, aunque el sonido directo es más complicado de manejar, el sonido reflejado sí se puede controlar. Para hacerlo, se deben instalar materiales absorbentes acústicos que disminuyen la reverberación, generando así un ambiente más cómodo y saludable, a la vez que se le da un toque diferente a la decoración del espacio.

¿Qué hay que hacer para acondicionar acústicamente los centros educativos?

Para reducir el ruido de los espacios es necesario instalar material fonoabsorbente. Estos se organizan en paneles acústicos que se ubican en sitios estratégicos como los pasillos de las escuelas, sus aulas, gimnasios, comedores, entre otros. Para determinar cuál es la ubicación más efectiva, la empresa encargada debe hacer un estudio para determinar el grado de reverberación que se genera en la escuela y calcular cuánto material fonoabsorbente deberá utilizarse.

Una de las empresas que realiza este trabajo es Absotec, la compañía garantiza que la instalación sea limpia, sin generar residuos o suciedad. Como resultado, se obtiene un aumento de la concentración, el rendimiento, la comodidad, entre otros elementos.

La compañía mencionada trabaja bajo la norma de Ecodiseño ISO 14006 y calidad UNE EN ISO 9001, ofreciendo un servicio económico, efectivo y estético. Gracias a su adecuación de espacios, la calidad de vida de los estudiantes y profesores se puede mejorar sustancialmente.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?