AN

10 preguntas a hacerse para saber si los escandallos de coste están bien calculados

Si los escandallos de costes no están correctamente calculados, los precios de venta están errados. Esto puede suponer que se pierdan operaciones por ser no competitivos por un error en exceso, o bien, que se pierda rentabilidad o, incluso, no se lleguen a cubrir los mínimos para asegurar la continuidad de la actividad por un error en defecto.

Pero, ¿cómo se puede saber que los escandallos de costes pueden ser incorrectos? Desde GBIE, un despacho especialista en Margin Management en España, formulan las siguientes preguntas que hay que hacerse al respecto para encontrar una respuesta:

¿Hace menos de un año que se recalculan los escandallos?

Si hace más de un año que no se han calculado los escandallos, estos están desfasados. Si hace más de 2 años, ya no son correctos.

¿Se tienen claros cuáles son los costes directos?

Si no están claros, la construcción del escandallo seguramente es incorrecta.

¿Se está imputando un % de costes indirectos?

Si se está haciendo, los escandallos son incorrectos para calcular precios de venta. No interesa la imputación de costes indirectos, sino la generación de margen para absorber esos costes indirectos.

¿Solo se calculan precios de venta únicamente con base en los escandallos de coste?

Si se hace solo en base de los escandallos, se está cometiendo un grave error, porque los escandallos participan en el cálculo de precios de venta, pero no son el único factor para el cálculo.

¿Se utilizan escandallos para calcular los precios de ventas?

Si no se utilizan los escandallos es un grave error, porque no se tendrá claro hasta dónde se podrán ajustar los precios de venta.

¿Se tiene claro cómo determinar el coste de la hora de los trabajos?

Si este cálculo no se define correctamente, directamente el escandallo es incorrecto.

¿Se compara el escandallo de costes teórico con el escandallo de costes real?

Si no se está comparando, es imposible estar seguros de la precisión del escandallo teórico.

¿Se conoce la productividad de los procesos para incluirlos en el cálculo de los escandallos?

Si no se conocen, los escandallos estarán distorsionados de tal forma que no serán útiles.

¿Está claro cuáles son los consumos y precios de materiales que se deben incluir en el escandallo?

En caso negativo, existe un grave problema en el cálculo.

¿Se conoce el umbral de rentabilidad de la actividad llevada a cabo?

Si no se conoce, es imposible que se puedan determinar los márgenes mínimos para aplicar a los escandallos.

En estos tiempos tan complicados, es necesario medir económicamente con mayor precisión la actividad empresarial que uno realiza. Si esto no se hace, se está todavía más expuesto a la inclemencia de la situación.


Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable